DiploMagic.com

Tuesday
Nov 21st
Text size
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

Una copa de vino...

Correo electrónico Imprimir

¿Por qué existen más de 10 copas diferentes para vino?
¿Serviré el champagne en copa "flauta" o "tulipa?
¿Qué es un catavinos?

 

 

Te enfrentas a un desafío... decidir qué copas necesitas para tu mesa...

¿Qué ha pasado en el mundo que, la última vez que pensaste en el tema, las copas de vino eran dos:  vino blanco y  vino tinto, y ahora te encuentras con una oferta superior a 10 tipos diferentes de copas?


¿Necesito más de una copa de vino blanco?...
¿Y de vino tinto?...
¿Cuál es la copa "correcta"?
 

No desesperes, intentaremos ayudarte...


 

Las copas de vino

Podrás encontrar copas de vino de diferentes tamaños, formas, colores, tipos de cristal y diseños.  Pero, en reglas generales, las copas de vino deberán ser de cristal fino, totalmente incoloras y con un diseño lo más sencillo posible.  No olvides que parte de la apreciación correcta del vino se hace con la vista;  el color, la transparencia y el cuerpo del vino será difícil de apreciar en una copa que no sea incolora o cuyo diseño sea muy complicado.

Otro aspecto a tener en cuenta es el tallo de la copa; éste deberá ser lo suficientemente largo para que la podamos sostener sin trasmitirle al vino el calor de la mano.

En cuanto a su tamaño, las copas de vino tinto son más altas y más anchas que las de vino blanco. 

Las copas de champagne son siempre más angostas y altas que las de vino; de esta manera conservará mejor la efervescencia.

Las buenas copas de vino tienen, en general, una forma de "tulipa", angostándose hacia la parte superior, para que de esta forma los aromas y bouquets, tan volátiles, del vino puedan ser mejor apreciados al llevarse la copa a la boca.

Pero es, justamente, en cuanto a la forma que encontramos grandes diferencias y que se nos comienza a complicar la elección de las copas de vino.
Los fabricantes de copas han diseñado diferentes formas para los diferentes tipos de vino, adaptándolas al carácter del vino.  Así, los vinos de Burdeos (Bordeaux) se degustan mejor en copas más pequeñas; los de Borgoña (Bourgogne) requieren de copas más panzonas, los vinos de Champagne necesitan de copas angostas y largas...

¿A qué se debe que, según el vino que se vaya a degustar, varíe la forma de la copa que se utilice?
Según la forma de la copa, el vino será conducido hacia nuestra nariz, lengua y paladar de manera diferente.  Si utilizamos la copa adecuada, nos aseguramos de apreciar mejor el sabor y aroma del vino.

Algunas regiones del mundo, famosas por su producción de determinados vinos, han adoptado como exclusivas algunas de estas formas, que resaltan las mejores características de sus vinos.

 


Comencemos por las copas para vinos tintos y rosados:

 

1.  Esta copa, a veces llamada "copa de borgoña", es ideal para vinos tintos especiados y con cuerpo.  Su forma permite que el bouquet de un gran vino se despliegue en su totalidad, y pone en relieve los aromas frutales.  Recomendada para vinos provenientes de cepas, Pinot Noir, Nebbiolo, Gamay, así como para Grand Crus de las regiones de Beaujolais y Borgoña.

2.  Esta copa fue diseñada por Riedel especialmente para la degustación de vinos provenientes de cepas tempranillo.  Es recomendada también para aquellos vinos con denominación de origen Rioja y Ribera del Duero.

3.   Esta copa es, en general, llamada "copa de burdeos".  Por su forma y capacidad, permite que el vino respire y libere todo su espectro de aromas; intensifica la textura del vino en el paladar, armoniza los taninos y resalta los bouquets de añejamiento.  Es recomendada para vinos tintos maduros, así como para vinos jóvenes pero complejos.  Ideal para vinos provenientes de cepas Cabernet Franc, Cabernet Suvignon, Merlot, así como para los vinos tintos de Burdeos.

4.  Esta copa, también diseñada por Riedel, fue creada para la degustación de vinos provenientes de cepas Syrah (Shiraz).  Su forma resalta los aromas del vino así como su textura aterciopelada y suave.  Es recomendada para vinos provenientes de cepas Syrah (Shiraz), Garnacha (Grenache), Malbec, así como para vinos Chateauneuf-du-Pape.
 

5.  La forma de esta copa hace que los bouquets frutales de los vinos jóvenes se vean resaltados.  Los vinos maduros verán intensificados los bouquets de añejamiento.  Es recomendada para vinos Zinfandel, Chianti, Beaujolais Nouveau, Bardolino, Lambrusco, así como para los vinos maduros de Burdeos.
 

6.  Por su forma y su capacidad, esta copa es ideal para vinos rosados; acentúa los sabores frutales y armoniza la acidez de los vinos.

 


¿Y las copas de vino blanco? ¿También se han diseñado diferentes copas para los diferentes vinos?

¿Y las copas de champagne? ¿Cuál es la más adecuada?

Oprime aquí

 


 

¡No entres en pánico!  Por supuesto que no es necesario contar con todas estas copas.  No hace falta que tengas un tipo de copa para cada tipo de vino que vayas a servir...
Pero ¿cuáles poner en la mesa?... ¿qué copas utilizar para un buffet?
Oprime aquí


¿Cuál es el vaso adecuado para servir un Tom Collins? ¿y para un Martini?
¿En qué vasos se sirve la cerveza?
¿Tienes los vasos y copas adecuadas para servir el aperitivo? 
Oprime aquí

 

 

 

Add your comment

Your name:
Your email:
Comment: