DiploMagic.com

Monday
Nov 20th
Text size
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

Todo entra por los ojos... (presentación de las fuentes)

Correo electrónico Imprimir

Ya sea para un buffet o para el servicio a la mesa, las fuentes deben tener un aspecto atractivo.

 

Una vez que has decidido qué platos prepararás para tu próxima recepción, llegó el momento de pensar la forma en que los presentarás.

 

Una fuente mal presentada nunca resulta atractiva y no será la primera ni la última vez que, en un buffet, un plato delicioso se retire de la mesa sin haber sido probado, solamente porque su presentación no ha sido cuidada.

 

 

En reglas generales, deberás tener en cuenta los siguientes puntos:

 

  • Las fuentes no deben verse llenas.

    Si tus fuentes no son lo suficientemente grandes, reparte los alimentos en dos fuentes, decoradas exactamente iguales.



  • Si las fuentes presentan los alimentos ya divididos en porciones, éstas deberán ser de un tamaño apropiado, ni demasiado grandes ni demasiado pequeñas.
  • Es más atractiva una fuente donde se combinan dos o tres colores que una donde todo tiene colores similares.

    Demasiado colorido también puede crear un aspecto contrario al que se desea, no olvides la regla de oro: menos es más.



  • La fuente o recipiente debe ser adecuado al plato que se presenta. Por ejemplo: un "goulasch", un "ragoût", o cualquier carne estofada, estará mejor presentado en un recipiente hondo o en una sopera; una carne asada en una fuente plana...

    Al armar el menú, asegúrate de tener las fuentes adecuadas, de lo contrario, es preferible que cambies de menú.



  • El contenido de las fuentes debe verse fresco.
    Cuando prepares las fuentes con anticipación, pon atención a aquellos ingredientes que puedan verse mustios o secos al momento de servir.

    Las ensaladas se mantienen con buen aspecto mientras no se les agrega la vinagreta o salsa. La mejor manera de mantener una fuente armada por un par de horas es cubriéndola con film de cocina y guardándola en el refrigerador; pero de todas maneras, no todos los ingredientes resisten y deberás prestar atención al decidir qué fuentes tendrás armadas con anterioridad.




  • Las fuentes deberán ser de plata o platina, o de la misma vajilla que utilices para la comida. De todas formas, siempre es conveniente tener un juego de fuentes en un color liso, que combine con tu vajilla; te pueden sacar de un apuro.

    No mezcles vajilla de distintos diseños, aunque sean del mismo color. Si utilizas una vajilla clásica, no se verá bien que las fuentes sean de diseño ultramoderno; y viceversa.
    Platos muy coloridos no se verán bien en vajillas cuyo diseño sea recargado.




  • Las fuentes y recipientes en los que se sirvan platos calientes, deberán ser calentados antes de armarlos, para que los alimentos no se enfríen rápidamente.

    La mejor manera de calentarlos es colocándolos de 5 a 10 minutos en el horno, o sumergirlos en agua caliente durante unos minutos y luego secarlos bien.
    Y no olvides los guantes para los camareros, de lo contrario se quemarán al servir.

 

 

En definitiva, para armar y decorar fuentes atractivas se necesita solamente un poquito de sentido común: las fuentes deben verse simples, sin demasiadas decoraciones, y, no olvides, los alimentos deben estar a la temperatura adecuada.

 


Cuál será, en un buffet, la mejor disposición de las fuentes?
A quien debo sentar a mi derecha en una cena?
Pondré flores en la mesa para un almuerzo de hombres?

Oprime aquí y encontrarás consejos, ideas y esquemas que te facilitarán la tarea.


 

 

Add your comment

Your name:
Your email:
Comment: