DiploMagic.com

Sunday
Dec 21st
Text size
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

La mesa para el té o merienda

Correo electrónico Imprimir

 

Llegó la hora de poner la mesa para el té.  ¿Qué opciones tengo?

 

Por lo general, este tipo de reuniones se desarrollan “de pie”, es decir como un buffet.

 

Si el tamaño de la mesa te lo permite, podrás hacerlo “a la mesa”.

Una tercera opción es la combinación de los dos tipos de merienda, es decir, una mesa donde los invitados pasarán a servirse el té y las pastas y pequeñas mesas donde, una vez servidos, se ubicarán por grupos. En este caso, deberás poner la mesa principal como para una merienda “de pie” y las pequeñas mesas como para una merienda “en la mesa”.

 

La merienda “de pie”

Para una merienda “de pie”, pondrás la mesa como para un buffet, es decir: las tazas con sus respectivos platillos y cucharitas ordenados sobre un costado de la mesa, colocados sobre los platos (de tamaño buffet o postre) y los cubiertos necesarios distribuidos con orden a su lado, así como las servilletas de té, dejando lugar en la mesa para las fuentes y el servicio de té. Si la mesa es pequeña, el servicio de té se puede colocar en una mesa auxiliar, lo que te dejará más espacio en la mesa para las fuentes y permitirá a los invitados circular con más facilidad al momento de servirse. Si además de té servirás café, te aconsejamos colocar sobre la mesa dos “servicios”, uno para el té y otro para el café, lo más práctico sería colocarlos uno en cada punta de la mesa, para que facilite la circulación de los invitados.

 

El servicio de té consta de una bandeja en la que, sobre una carpetita o paño de hilo, se colocan la tetera, la cafetera, el azucarero, la lechera, el limón y un recipiente con edulcorante.  Por lo general se aconseja también tener una jarra de agua caliente para aquellos invitados que quieran tomar el té más liviano.

 

No olvides, al poner la mesa, que el mantel deberá estar bien planchado, con un “bajo mantel” para proteger la mesa y atenuar los ruidos. En el centro de la mesa, o en la ubicación más apropiada, colocarás un arreglo de flores frescas. Te aconsejamos que el mismo sea sencillo, y no muy grande.

 

Los cubiertos: los cubiertos varían de acuerdo a lo que se sirva, pero por lo general tendrás que contar con, además de las cucharitas de té, tenedores de pastel o, en su defecto, tenedores de postre. Y no olvides los cubiertos de servir!

 

Las tazas: para unificar, lo más sencillo es poner solamente tazas de té, en las que también se podrá servir el café.

 

Las servilletas: deberán ser servilletas de té, es decir, más pequeñas que las servilletas de mesa pero más grandes que las de cóctel.

 

 

A:  Servilletas

B:  Tazas, platillos y platos

C:  Cubiertos

D:  Servicio de té

E:  Arreglo floral

F-F':  Bocaditos dulces

G-G': Bocaditos salados

H-H': Tartas o pasteles

 

 

 

La merienda en la mesa

 

Si los invitados se van a sentar a la mesa, ésta deberá estar puesta con todos los elementos necesarios, es decir, las tazas, sus respectivos platillos y sus cucharitas, los platos (de tamaño buffet o postre), los cubiertos necesarios y las servilletas.

 

El mantel deberá estar perfectamente planchado, y colocado sobre un “bajo mantel” o fieltro para proteger la mesa y atenuar los ruidos. En el centro de la mesa colocarás un arreglo de flores frescas. Te aconsejamos que el mismo sea sencillo, y no muy alto, para que no impida a los invitados comunicarse de un lado al otro de la mesa.

 

Los cubiertos: los cubiertos varían de acuerdo a lo que se sirva, pero por lo general tendrás que contar con, además de las cucharitas de té, tenedores de pastel o, en su defecto, tenedores de postre, por persona. Si, al ser la merienda en la mesa, has decidido agregar al menú panecillos, mantequilla y mermeladas o jaleas para untar, deberás contar también con cuchillos de untar, o de postre. ¡Y no olvides los cubiertos de servir!

 

Las tazas: para unificar, lo más sencillo es poner solamente tazas de té, en las que también se podrá servir el café.

 

Las servilletas: deberán ser servilletas de té, es decir que su tamaño es menor que las servilletas de mesa y mayor que las servilletas de cóctel.

 

El servicio de té: el servicio de té consta de una bandeja en la que, sobre una carpetita o paño de hilo, se colocan la tetera, la cafetera, el azucarero, la lechera, el limón y un recipiente con edulcorante. Por lo general se aconseja también tener una jarra de agua caliente para aquellos invitados que quieran tomar el té más liviano. El servicio de té se colocará sobre una mesa auxiliar y los camareros se ocuparán de servir a cada invitado. Si la anfitriona quiere servirlo ella misma, el camarero le pondrá el servicio de té a su lado y, a medida que la dueña de casa sirve las tazas, el camarero las llevará hasta el lugar de cada invitado.

 

A continuación te ofrecemos dos esquemas con dos formas diferentes de poner la mesa para el té:

 

A:  Servilleta

B:  Plato

C:  Taza y platillo

D:  Tenedor de postre

E:  Cuchillo de postre

F:  Cucharita

 

 

 

A:  Servilleta

B:  Plato

C:  Taza y platillo

D:  Tenedor de postre

E:  Cuchillo de postre

F:  Cucharita

 

 

 

 

 


Pero... ¿cuánta bebida deberé prever?... ¿cómo organizo el servicio?... ¿tengo la cristalería y vajilla apropiada?...
¡No desesperes! Oprime aquí y te ayudaremos a planificar tu recepción.

 


 

 

 
Comments (3)
3 Domingo 05 de Enero de 2014 17:56
narcela
Estoy muy interesada en aprender sus sugerenias
2 Martes 04 de Septiembre de 2012 16:45
rosa
me interesa el servicio de te y merienda . ya que soy anfitriona en un hotel butique de corrientes , argentina . gracias
1 Domingo 05 de Febrero de 2012 15:11
maria sendino
es muy util para mi este articulo

Add your comment

Your name:
Your email:
Comment: