DiploMagic.com

Sunday
Dec 17th
Text size
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

Planificar una merienda o té

Correo electrónico Imprimir

Has decidido invitar a un té o merienda. Ya tienes la lista de invitados, y falta decidir cómo organizarlo.

Por lo general, este tipo de reuniones se desarrollan “de pie”, es decir como un buffet.

Si el tamaño de la mesa te lo permite, podrás hacerlo “a la mesa”, pero para ello deberás contar con personal de servicio que atienda la mesa.
Si decides hacerlo “de pie”, entonces pondrás la mesa como para un buffet. Los invitados pasarán a servirse y volverán al salón donde se ubicarán en grupos.

Una tercera opción es la combinación de los dos tipos de merienda, es decir, una mesa donde ellos mismos se servirán el té y las pastas o pasteles, y pequeñas mesas donde, una vez servidos, se ubicarán por grupos.

Una vez que tienes definida la forma en que se servirá el té, deberás pensar qué servir.

 

El menú

Como siempre, la cantidad de canapés, pasteles y pastas dependerá de la cantidad de invitados, pero no así la variedad. El menú puede diferir un poco si los invitados se sentarán a la mesa o si tomarán la merienda de pie. Si van a estar sentados a la mesa, entonces se podrán incluir panes (scones, tostadas, brioches, etc.) que se untarán con mantequilla, mermeladas, o jaleas, mientras que durante una merienda de pie, estas opciones resultarían muy incómodas.

Por lo general, mientras llegan los invitados, se ofrece un refresco o jugo de frutas. Una vez que todos los invitados han llegado, se los invita a pasar a la mesa o a servirse la merienda.

Un té o merienda puede consistir solamente de pastas (masitas o bocaditos dulces) y pasteles, aunque es costumbre ofrecer también un par de canapés o bocaditos salados.

 

Oprime aquí para ver un cuadro que te ayudará a definir el menú.

 

El té: Lo más práctico es ofrecer un solo tipo de té, para eso se deberá tener en cuenta que no todos los tés son del agrado de todos, por lo que es importante elegir un té que no tenga un sabor demasiado fuerte o definido. Lo mejor es un té del tipo “Breakfast” o “Earl Grey”. El té se preparará antes de llevarlo a la mesa, teniendo cuidado de no quemar las hojas, dejarlo reposar unos minutos y colarlo antes de colocarlo en la tetera, lo que facilitará la tarea al momento de servirlo. También habrá que tener más té listo para reponer la tetera cuando ésta se vacíe, para eso te aconsejamos tener en la cocina té preparado y guardado en botellas térmicas.

El café: El café también se preparará en la cocina mientras los invitados toman un refresco y se colocará en la cafetera en el momento de llevar el servicio de café a la mesa. También es aconsejable tener más café preparado y guardado en botellas térmicas para reponer la cafetera cuando haga falta.

La leche: La leche se puede servir fría o apenas tibia, nunca caliente porque cuando se comience a enfriar adquirirá un aspecto feo, y formará nata.

El limón: Normalmente el limón se sirve partido en gajos, sin semillas, sobre un platillo.

 

Una idea práctica: puedes incluir en el servicio de té una jarrita pequeña con zumo de limón natural, lo que facilitará a los invitados al momento de servirse.

 

 

El azúcar: Además de ofrecer azúcar, aconsejamos se sirva también edulcorante. Los servicios de té generalmente no cuentan con recipiente para edulcorante, pero hay una variedad muy grande que se puede adquirir en almacenes de vajilla o cubertería. Si se cuenta con más de un azucarero, una buena idea puede ser ofrecer, además del azúcar blanca, cristalitos de azúcar morena.

 

Una idea diferente: si el clima lo permite, puedes ofrecer chocolate caliente.  Ten en cuenta que para eso necesitarás, además del servicio de té normal, una chocolatera.

 

 

El Servicio

La merienda “de pie”

Necesitarás un mínimo de dos personas de servicio: un camarero y una persona en la cocina que se ocupe de preparar té y café, de llenar las fuentes, lavar tazas, etc.

El camarero se ocupará de servir un refresco mientras terminan de llegar los invitados, ayudará a a servir el té (no olvides que la costumbre es que la anfitriona sirva las tazas de té), recogerá los platos, tazas, vasos, etc. para llevar a la cocina.

Si la cantidad de invitados es muy grande, deberás contar con un camarero cada 10 personas, más una o dos personas en la cocina. En este caso el sistema de servicio de los camareros funcionará como en un cóctel, con la excepción que en lugar de copas, ofrecerán té y café.

 

La merienda en la mesa

Deberás contar con un camarero cada 6 u 8 invitados y una persona en la cocina que se ocupe de preparar té y café, de llenar las fuentes, lavar tazas, etc.

Los camareros servirán los refrescos mientras terminan de llegar los invitados y luego se ocuparán del servicio de mesa, sirviendo el té o café a cada invitado y luego pasando las fuentes con los diferentes bocaditos o pastas.

 

 

La decoración

Si los invitados son muchos y la merienda se desarrollará estando todos de pie, deberás despejar el salón como para un cóctel.

Si la cantidad de invitados permite que éstos tomen asiento en el salón, una vez que se hayan servido, ten en cuenta disponer las sillas del comedor de forma que los invitados puedan formar diferentes grupos.

Arma algunos arreglos pequeños de flores frescas para decorar el salón y, si alguien te trae o envía flores, no olvides colocarlas en algún lugar visible y agradecerlas. No olvides los arreglos florales para la mesa.

Por último, coloca ceniceros distribuidos por todo el salón si has previsto que los invitados fumen. Si no quieres que esto suceda, no coloques ceniceros, eso bastará para que tus invitados entiendan que deben abstenerse.

 

 

 

 
Comments (2)
2 Domingo 09 de Febrero de 2014 23:39
liliana gonzalez
hola soy chef y estoy interesada en aprender mas sobre el servicio del te gracias
1 Jueves 05 de Diciembre de 2013 14:09
Aryi
me gusta este blog... esta super genial

Add your comment

Your name:
Your email:
Comment:


Imágenes: Planificación