DiploMagic.com

Sunday
Dec 17th
Text size
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

Hoy no cocino... (catering)

Correo electrónico Imprimir

Quizás no sepas cocinar, ni te interese aprender...  Quizás no tengas el tiempo suficiente...  Quizás hayas decidido hacer huelga de cacerolas...
Pero, sea como sea, tienes que organizar una recepción...
La solución a todos estos problemas es contratar un servicio de "catering".

 

¿Cómo funcionan estos servicios?

Generalmente, tendrás la opción de contratar un servicio más o menos completo, según lo que necesites.

 

En general, las empresas de catering te ofrecen distintas alternativas:

  • Contratar solamente la comida - En este caso, te llevarán a tu casa los platos ya preparados y te darán las instrucciones de cómo calentarlos, si fuera necesario.
    Necesitarás contar con personal de servicio, tanto para atender a los invitados, como para la preparación necesaria de los platos.

 

  • Contratar la comida y el personal necesario para terminar de preparar los platos.  En este caso, necesitarás contar con personal de servicio para atender a los invitados.

 

  • Contratar la comida y el personal necesario, tanto para terminar de preparar los platos como para servir a los invitados.

 

  • Contratar el servicio completo, incluyendo, además de la comida, el personal de servicio; el alquiler de vajilla, cristalería, cubertería, mantelería, etc.

 

Sin lugar a dudas, esta última opción es la más práctica ya que tu no tendrás que encargarte de nada... 
Bueno...  "no tendrás que encargarte de nada" es solamente un decir...


Tendrás que tomar varias decisiones... pero con reunirte una vez con el encargado de la empresa de catering será suficiente.  Los encargados de este tipo de empresas están, generalmente, preparados para ayudarte a tomar decisiones, asesorarte en lo que sea más apropiado para el tipo de recepción que quieras hacer; pero siempre es aconsejable que tu también estés preparado para responder a sus preguntas y que tengas más o menos definido lo que quieres.

 

Un par de ideas nunca vienen mal...  Veamos cómo hacer que la reunión con el encargado del catering sea un éxito, para que luego puedas despreocuparte de todo y disfrutar de tu recepción:

 

  • Cuando elijas la empresa a la que vas a contratar, asegúrate de tener buenas referencias de la misma.  Lo ideal es contratar un servicio que tú mismo hayas conocido en otra recepción.

 

  • Ten en cuenta que, generalmente, estos servicios deben ser contratados con mucha antelación.

 

  • Ponte en contacto con la empresa y pregunta si provee el servicio que tu deseas.  No todas las empresas de catering aceptan preparar solamente la comida; otras no tienen disponible alquiler de vajilla, mantelería, o cristalería; otras no proveen personal de servicio...

 

 

  • Fija una cita con el encargado del servicio de catering.  Preferiblemente, la reunión debería hacerse en el lugar en el que se va a llevar a cabo la recepción; de esta forma, el encargado podrá calcular las necesidades de personal de servicio, ver qué platos se pueden preparar con facilidad en las instalaciones, etc.

    Nota: Si la recepción se va a llevar a cabo en un lugar arrendado, ya sea un hotel, restaurant, salón, etc., deberás asegurarte que te permitan contratar un servicio de catering externo, si ésa es tu intención. 
    Te puedes encontrar con locales que te exigirán que se utilice su personal de servicio, aunque la comida la provea otra empresa; otros que te exigirán que utilices su servicio de catering pero te permitirán que lleves las bebidas alcohólicas;  otros que te dirán que "todo o nada"; y otros que te permitirán hacer y deshacer a tu antojo...

  • Antes de la reunión, prepara una lista provisional de invitados.  Es importante que puedas dar un número lo más aproximado posible de la cantidad de invitados que preveas invitar.

 

  • Haz una lista de todas las cosas que necesitarás que la empresa provea:  cristalería, mantelería, vajilla, cubertería, fuentes, bandejas, paneras, arreglos florales, ceniceros, mesas, sillas, etc.  Y no olvides, si la recepción se desarrollará al aire libre, de agregar a tu lista sombrillas, toldos, carpas, equipos de refrigeración o calefacción, etc.

 

  • Haz una lista con todas las dudas que tengas para plantear al encargado del servicio de catering, no sólo en cuanto al menú a servir, sino también en cuanto a otros "detalles" que son importantes y no los tienes en cuenta hasta que es demasiado tarde; por ejemplo: tipo de vajilla que ofrecen; color y tamaño de los manteles;  si proveen arreglos florales;  si tienen personal especializado para estacionar coches;  si arriendan percheros y todo lo necesario para organizar una ropería, si los uniformes del personal de servicio son los adecuados para el tipo de recepción que planeas...

 

  • Una vez que te reúnas con el encargado de la empresa de catering, no dudes en hacer todas las preguntas que creas necesarias, aunque te parezcan "tontas".  En estos casos, ninguna pregunta es "tonta"... el no haber previsto un detalle mínimo puede resultar en un problema grave en el momento de la recepción.
    No des nada por sentado... te parecerá, quizás, inútil preguntar si el servicio incluye el lavado de platos y copas... pero ¿qué sorpresa te llevarías si te dejaran todo amontonado en la cocina y al finalizar la recepción tuvieras que ponerte a lavar?  O, ¿cómo solucionarías el problema, llegado el momento de la recepción, si te encuentras con camareros que, por motivos religiosos, se niegan a servir bebidas alcohólicas?...

 

  • No olvides decidir el menú en función de las instalaciones con las que cuentas.  Si no tienes un buen extractor de cocina, no pidas ningún plato frito o que deba cocinarse en el momento...   Si tu cocina es pequeña, no elijas platos que requieran mucha preparación de último momento...  Si no tienes un horno grande, no pretendas que preparen un pavo para 20 personas...

 

  • Si se tratara de organizar una comida "sentados", asegúrate de que la empresa de catering tenga personal entrenado para servir la mesa.

 

  • Define bien los horarios.  Es importante que todo esté preparado cuando los invitados comiencen a llegar, pero también es importante que el personal de servicio esté disponible hasta que tú dispongas o hasta que se retire el último invitado.

 

  • Si eres diplomático, es probable que te convenga comprar las bebidas alcohólicas en un proveedor diplomático.  No olvides preguntar al encargado del catering la cantidad de bebidas que cree que sean necesarias, y aclararle que tú te encargarás de su compra.

 

  • Generalmente, la empresa de catering te presentará una lista de canapés, platos, postres, etc. de la cuál tu deberás elegir.  Si tienes dudas en cuanto a un plato, o si te proponen algo que nunca has probado pero que te tienta, pregunta si pueden prepararte una muestra antes de tomar una decisión.

 

  • Solicita que te envíen un presupuesto por escrito.  Una vez que lo recibas, podrás estudiar detalladamente el menú y todos los servicios sugeridos, hacer cambios, agregar o quitar personal de servicio, etc. 
    Una vez que hayas tomado una decisión al respecto, vuelve a hablar o reunirte con el encargado de la empresa de catering para coordinar los últimos detalles.

 


Ya has contratado el servicio de catering...
Puedes despreocuparte de todo hasta el día de la recepción...

 

Pero hay algunos detalles que tendrás que tener en cuenta antes de que cocineros, camareros, vajillas y manteles invadan tu casa.
Oprime aquí y te ayudaremos a preparar lo indispensable para que todo se desarrolle sin inconvenientes.

 

 

Add your comment

Your name:
Your email:
Comment:


Imágenes: Planificación