DiploMagic.com

Wednesday
Jan 24th
Text size
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

Una taza de té

Correo electrónico Imprimir

Preparar el té... Una tarea fácil, pero que tiene sus trucos.

 

¿Qué ciencia puede tener el preparar una simple taza de té?

Colocar el té en la tetera, llevar el agua a ebullición, volcar el agua sobre el té, esperar unos minutos y servir...

Pues no...  A pesar de ser la forma en que la mayoría de la gente prepara el té, esa no es la manera correcta de hacerlo si queremos disfrutar de todo su sabor y todas sus propiedades.

Veamos como se debería preparar el té.  Es muy sencillo, y una vez que conozcas un par de trucos podrás notar la diferencia entre el té bien preparado y aquello que antes llamabas "una taza de té".

 

 

La taza de té perfecta

Comencemos por el agua.  Deberá estar a temperatura ambiente y ser lo más pura posible. 

Puedes utilizar agua del grifo, no vamos a complicarte la existencia diciendo que su contenido de cloro afectará el resultado final, pero si realmente quieres "la taza de té perfecta" te aconsejamos utilizar agua embotellada.

El agua deberá estar a temperatura ambiente.  ¿Por qué aclaramos esto?  Porque tantas veces lo hemos hecho... colocar agua caliente del grifo para que la ebullición se produzca antes y así ahorrar tiempo...  Pero el utilizar agua caliente reducirá la cantidad de oxígeno en el agua y éste es necesario para extraer los sabores y aromas del té.  Por lo tanto, para lograr un té perfecto, comenzamos por colocar el agua fría en un recipiente para luego llevarla a ebullición.

Evita la utilización del microondas para calentar el agua.  Este sistema es quizás más rápido, pero también disminuye la cantidad de oxígeno en el agua, y el té no tendrá todo su sabor.

Si siguiéramos las recomendaciones de los expertos, deberíamos calentar el agua en un recipiente de hierro... Pero ya no vamos a exigirte tanto, utiliza el recipiente que consideres más adecuado.

El agua deberá llegar a ebullición.  Una vez que hierve, coloca un poco de agua en la tetera y gírala para que se caliente el interior de la misma..  Bota el agua, y coloca dentro de la tetera las hojas de té.

La cantidad de té recomendada es una cucharada de té (aproximadamente 5 gr.) por cada taza de agua, más una cucharada "para la tetera".  Es decir, si vamos a preparar el té para que rinda 4 tazas, colocaremos 5 cucharadas de té y 4 tazas de agua.

Pero, atención, la temperatura del agua es importante.  A pesar de ser necesario llevar el agua a ebullición, es importante, para ciertos tipos de té, que el agua no esté demasiado caliente al verterla sobre el té.

El agua llega a ebullición a 100º C (212º F).  Con determinados tipos de té, si utilizáramos el agua a esa temperatura quemaríamos las hojas de té y éste se volvería amargo.

Veamos las temperaturas adecuadas:

  • té negro y tisanas:  necesitan de temperaturas altas (entre 90 y 100º C - 195 y 212º F) para liberar todo su sabor.  Utilizamos el agua cuando llega al punto de ebullición.
  • té Oolong:  se prepara cuando el agua está aproximadamente entre 85 y 90º C - 185 y 190º F.
  • té blanco:  el agua deberá estar entre 80 y 83º C - 176 y 181º F
  • té verde:  se prepara con el agua aproximadamente entre 70 y 72º C - 158 y 162º F

Pero, ¿necesitamos de un termómetro para preparar el té?
Sería lo ideal, pero no vamos a ponernos tan exquisitos.  Te daremos un truco que te ayudará a alcanzar las temperaturas aproximadas:

  • té Oolong:  una vez que el agua llega a ebullición, apaga el fuego y espera entre 30 y 45 segundos antes de verterla sobre el té.
  • té blanco:  procede de la misma forma que para el té Oolong, pero espera de 1 a 2 minutos para verterla sobre el té.
  • té verde:  procede de la forma descrita anteriormente, pero espera de 3 a 4 minutos antes de verter el agua sobre el té.

Una vez que vertemos el agua sobre las hojas de té, debemos esperar unos minutos para que éste desprenda todo su sabor.  Según el tipo de té que utilicemos, este tiempo de infusión será diferente:

  • tisanas (infusión de hierbas) - de 5 a 8 minutos
  • té negro - de 3 a 5 minutos
  • té Oolong - de 1 a 7 minutos
  • té blanco - de 4 a 8 minutos
  • té verde - de 1 a 3 minutos

Y ya está lista tu perfecta taza de té.



¿Azúcar en cubos o terrones?...  ¡Si supieras lo fácil que es hacerla!
Oprime aquí
 

 

 

Add your comment

Your name:
Your email:
Comment:


Imágenes: Café, Té, Tisanas