DiploMagic.com

Tuesday
Nov 21st
Text size
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

Sopa gratinada de cebolla

Correo electrónico Imprimir

Una receta que te sacará de más de un apuro...

 




La sopa gratinada de cebolla, o, si quieres, "Soupe à l'oignon gratinée" no solamente es fácil de hacer, sino que además la puedes congelar.  Puede servirse como entrada o, en algunas ocasiones, como plato único.  Seguramente esta receta, la más tradicional, te sacará de más de un apuro.

 

 

Ingredientes:

(para 6 personas)

  • 80gr. (5 cucharadas, aproximadamente) de mantequilla
  • 1kg. de cebollas
  • 1,5 litro de caldo de carne
  • 4 cucharadas de harina
  • 200gr. de queso Gruyère o Emmenthal rallado (no muy fino)
  • 6 rebanadas de pan (aproximadamente 1/2 "baguette")
  • sal y pimienta
  • 2 cucharadas de mantequilla (para gratinar)


Para esta receta utilizarás recipientes individuales de sopa que sean apropiados para llevar al horno (pueden utilizarse también cazuelas de barro)

 

 

 


Preparación:

Cortar la cebolla en aros finos.

En una cacerola grande, derretir la mantequilla.  Rehogar la cebolla a fuego lento de 10 a 15 minutos.

Espolvorear con 4 cucharadas de harina.  Mezclar bien y cocinar a fuego lento durante 2 o 3 minutos, revolviendo.

Agregar el caldo y mezclar bien.  Llevar a ebullición y dejar cocinar durante 10 a 15 minutos.  Salpimentar a gusto.

 

Si vas a congelar la sopa, una vez que pasan los 10 o 15 minutos de cocción la retiras del fuego y la dejas enfriar. 
Una vez fría, la puedes congelar en un recipiente apropiado, o en porciones individuales. 
La puedes descongelar a temperatura ambiente, o en el microondas.  Una vez descongelada, la calientas y completas la receta, siguiendo los pasos que se describen a continuación.

 

Tostar el pan suavemente y colocar una rodaja en cada recipiente individual.

Cuando la sopa está lista, repartirla entre los recipientes individuales, volcándola sobre el pan tostado.  El pan subirá a la superficie.

Espolvorear con bastante queso rallado y volcar por encima un poco de mantequilla fundida (1 cucharadita por plato de sopa, aproximadamente).

Gratinar hasta que tome un tono dorado.  (Si no tienes un grill, puedes gratinar utilizando el horno a temperatura alta).

Servir inmediatamente.

 

 

 

 

 

Add your comment

Your name:
Your email:
Comment:


Imágenes: Sopas