DiploMagic.com

Sunday
Oct 22nd
Text size
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

Dulces formas (azúcar en terrones)

Correo electrónico Imprimir

¿Azúcar en cubos o terrones?...

 

¿Dónde conseguirla?
Muchos países ya no la producen...
En otros nunca ha existido...
Y en los que la hay, cada vez es más difícil encontrarla; no en todos los supermercados se consigue, y a veces terminamos pagándola a precio de "delicatessen"...

¡Si supieras lo fácil que es hacerla!

Con una simple receta, no solamente tendrás la posibilidad de servir azúcar en cubos o terrones, sino que además podrás darle formas originales, color y hasta perfumarla.

Lo único que necesitarás será azúcar, agua y un molde...

Veamos primero la receta y luego los diferentes tipos de moldes que puedes utilizar y dónde conseguirlos.

 


 

Azúcar moldeada

Ingredientes:

  • 1 taza de azúcar de grano fino
  • 1 cucharada de agua
  • 1 gota de colorante (opcional)

Preparación:

  • Calentar el horno a temperatura muy baja, casi frío, entre 70º y 90ºC (170º a 180ºF)

  • Si se va a utilizar colorante, disolverlo en el agua.

  • Colocar el azúcar en un recipiente y agregarle el agua.

  • Remover con un tenedor o con las manos hasta que el azúcar esté húmeda, con consistencia de arena mojada.

  • Con una cucharita, rellenar el molde

  • Presionar con la parte de atrás de la cuchara para que el azúcar quede bien prensada dentro de las cavidades

  • Con una espátula quitar el excedente, aplanando bien el azúcar.

  • Colocar sobre el molde una placa de horno o un cartón duro y dar vuelta para desmoldar

 

  • El azúcar tendrá la forma pero estará húmeda, por lo que conviene no tocarla y moverla con cuidado.

  • Colocar en el horno precalentado (tiene que estar MUY bajo, como ya indicamos) durante 5 a 10 minutos.
  • Cuando al tocarla se siente seca, se retira del horno y se deja enfriar.

  • Conviene no utilizarla hasta 24 horas después de haberla preparado.

Nota:  Si el horno no marca temperaturas tan bajas, puedes precalentarlo a la temperatura mínima y una vez que tienes el azúcar desmoldada, apagas el horno y colocas el azúcar dentro, hasta que se seque.

Si no quieres secarla en el horno, la dejas a temperatura ambiente en un lugar seco, un mínimo de 48 horas.

 


Variaciones

A esta receta le podrás hacer variaciones de forma, color y sabor.

  • Según el molde que tengas o consigas, podrás darle forma de cubos, hojas, flores...
  • Para agregarle color, alcanza con disolver unas gotas de colorante comestible en el agua que le agregas al azúcar.
  • Y para perfumarla... Hay miles de posibilidades... Veamos algunas ideas:
    • Suplanta la mitad del agua agua por la misma cantidad de esencia de vainilla, de almendras, de menta, o cualquier otra esencia que quieras.

    • Para perfumar con naranja, limón o cualquier otro cítrico, coloca el azúcar (sin agua) en un recipiente con tapa y colócale dentro peladuras de naranja o el cítrico que prefieras.  Tápalo y déjalo macerar unos cuantos días.  Cuanto más tiempo esté el azúcar en contacto con las peladuras, más intenso será el perfume.  Luego utiliza el azúcar como indicado en la receta.

    • En la misma forma que perfumas con peladuras de cítricos, podrás perfumar el azúcar con hojas de plantas aromáticas


Moldes

Para preparar el azúcar en cubos o terrones, se utilizan unos moldes plásticos cuyas cavidades tienen forma cúbica.  Los hay de diferentes tamaños y se venden en tiendas especializadas en repostería y azúcar.

Pero si quieres preparar el azúcar con otras formas, puedes utilizar moldes de los que se utilizan para hacer bombones y chocolates, como el que vemos en la imagen.   Los hay de diferentes tamaños y es importante que recuerdes que cada cavidad debe contener el azúcar correspondiente a una cucharadita, aproximadamente.

Pero, con un poco de imaginación, también podrás encontrar otros recursos:

  • Recipientes para preparar cubitos pequeños de hielo...
  • Moldes de hielo con formas de frutas, flores, corazones...
  • Moldes para utilizar con masas de modelar (sí, de los que usan tus hijos)...
  • Cucharitas de café...
  • Deja volar tu imaginación y verás que hasta los bloques plásticos que utilizan tus hijos para construir y armar, servirán para tus propósitos.


La recepción ha resultado un éxito... Todo ha salido perfecto...
Los invitados han elogiado el menú...
¿Por qué no sorprenderlos con un café diferente como fin de fiesta?

Oprime aquí para ver la receta del Café Royal

 

Add your comment

Your name:
Your email:
Comment: