DiploMagic.com

Monday
Nov 20th
Text size
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

¡¿Cómo lograrlo?! (cristalería sin manchas)

Correo electrónico Imprimir

Copas limpias... sin manchas...
Cristal transparente... con brillo...
Parece muy fácil, pero a veces nos resulta imposible lograrlo...

Lavamos las copas con cuidado, las enjuagamos bien, las ponemos a secar... y ¡aparecen las inevitables marcas de agua!

Les pasamos un paño limpio y seco... las manchas desaparecieron pero el cristal quedó lleno de pelusas...

Logramos que se secaran sin marcas y sin pelusas, pero, sin que sepamos la razón, las copas se ven empañadas, sin brillo...

Veamos algunos trucos que te ayudarán a lograr que las copas se vean impecables.

 


 

 

Lavado en lavavajillas

Es conveniente no lavar las copas en el lavavajillas. 
Las copas de tallo largo corren el riesgo de quebrarse...  Las copas de cristal fino pueden astillarse... El cristal puede rayarse...
Además, el cristal es un material poroso que absorbe los olores, y el detergente que se utiliza en el lavavajillas le dejaría residuos que afectarían posteriormente el sabor del vino, así como perjudicarían la efervescencia del champagne.


Lo más adecuado es lavar las copas a mano. 
Pero, si se tratara de copas de vidrio, que no tuvieran tallo largo, entonces podrías lavarlas en el lavavajillas, utilizando un programa corto, sin utilizar detergente ni líquido de enjuague, y cuidando de colocarlas de forma que no se tocaran entre sí.
Es conveniente cortar el ciclo del lavavajillas luego del lavado, evitando el secado; durante el secado, el lavavajillas produce vapor a altas temperaturas y un grado de humedad muy alto que provoca que, al cabo de varios secados, las copas comiencen a perder brillo y se vean opacas o empañadas.

 

Lavado a mano

 

  • ¿Cuántas veces se te ha roto una copa al golpearla involuntariamente contra el fondo del fregadero o contra la punta del grifo?
    Para evitar roturas siempre es conveniente, antes de comenzar a lavar las copas, colocar en el fondo del fregadero una alfombrilla de goma o una toalla.  También es aconsejable colocar un protector de goma sobre la punta del grifo; estos protectores son fáciles de conseguir en bazares y ferreterías.
  • Lava las copas con agua tibia, utilizando muy poco detergente y una esponja muy suave.
  • Una vez que están limpias, enjuágalas varias veces con agua tibia, hasta asegurarte que no le han quedado residuos de detergente.

    Un truco:  Enjuaga bien las copas bajo el grifo.  En un recipiente grande, coloca agua tibia con un par de gotas de vinagre.  Sumerge en este recipiente las copas luego de haberlas enjuagado.  El vinagre ayudará a quitar los residuos de detergente que pudieran haber quedado.  Continúa con el paso siguiente.


  • Haz un último enjuague con agua caliente
  • Coloca las copas boca abajo sobre un paño limpio (para evitar que se astillen) y déjalas que se sequen naturalmente.
  • Una vez secas, notarás que les han quedado algunas manchas producidas por el agua, gotas, etc.  Con cuidado de no forzar los tallos o los bordes de las copas, "lústralas" frotando con un paño de algodón que no largue pelusas (podrás encontrar paños especiales para cristal en las tiendas de artículos de cocina).

    Un truco: ¿no cuentas con un paño especial para secar cristal?  Utiliza una camiseta de algodón en desuso.  Antes de utilizarla para secar la cristalería, lávala sin utilizar crema de enjuague (este tipo de productos puede dejar una capa grasa sobre el cristal, que lo haría ver opaco).
    Otro truco para sacar las manchas provocadas por el agua, o para secar gotas sobre el cristal es utilizando un filtro de café.  Estos filtros son fabricados con un papel muy absorbente y que no deja pelusas sobre el cristal.



Otros trucos

Las copas se deben lavar inmediatamente después de utilizarlas... En teoría todos lo hacemos... pero también todos sabemos lo extenuados que podemos estar cuando el último invitado se retira...


¡No nos engañemos!  Aunque nos resulte duro confesarlo, más de una vez hemos dejado la cristalería para lavar al día siguiente...
¿Cuántas veces te has encontrado con la desagradable sorpresa que el vino se ha secado en las copas, dejando manchas difíciles de vencer...  el zumo de naranja ha dejado residuos de pulpa que parecen incrustados en el cristal...?

 

Veamos un par de trucos que te ayudarán a resolver el problema...

 

  • No te quedan fuerzas para lavar las copas... ¿tienes aún la energía suficiente para llenar una jarra de agua tibia y rellenar las copas hasta la mitad de su capacidad?  Hazlo, y verás cómo a la mañana siguiente te resultará más fácil quitar las manchas de vino o zumo del cristal.
  • Las copas han pasado la noche en la cocina, esperando a que te recuperaras para lavarlas... Ahora te resulta difícil quitar los restos de vino o de zumo sin frotar demasiado las copas con la esponja...  La solución es llenar las copas con agua tibia, agregar una gota de vinagre y  1/4 de cucharadita de polvo de hornear en cada una de ellas, y dejarlas reposar 10 minutos.  Verás cómo esas manchas se quitarán en un abrir y cerrar de ojos.

 

 


 

 

¿Cuáles son las diferentes copas de vino?...
¿Cuál es la copa más adecuada para el champagne?...
¿Qué es un catavinos?...
¿Qué copas utilizamos en la mesa?...

Oprime aquí, y te ayudaremos a responder a estas preguntas y a otras muchas más...

 

 

 

Add your comment

Your name:
Your email:
Comment: