DiploMagic.com

Monday
Nov 20th
Text size
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

Perfectamente planchado...

Correo electrónico Imprimir

¿Existe algo peor que un mantel arrugado?
Sí.  ¡Tener que plancharlo!

 

Llega la hora de poner la mesa y el mantel y las servilletas, aunque se hayan guardado planchados, siempre tienen arrugas...

Ojalá tuviéramos un truco para evitar el tedioso planchado y almidonado de los manteles...

Es inevitable... pero sí podemos darte algunos consejos para que esa tarea te resulte menos ardua y te dé mejores resultados.

 

 


 

 

Comencemos por la tabla o mesa de planchar.

Lo ideal es contar con una mesa de altura regulable, de esta manera, podrás adecuar la altura de la mesa a tu comodidad.
La altura perfecta es la que te permite, estando de pie al lado de la mesa, apoyar la mano sobre la misma, sin tener que doblar el codo ni la espalda.

Para cubrir la mesa o tabla, podrás recurrir a las fundas especiales que se venden con ese objetivo, pero si no cuentas con una del tamaño apropiado, podrás cubrirla con una manta de algodón y un paño blanco.  De esta forma conseguirás una superficie lisa y mullida.

Para evitar que el mantel se ensucie durante el proceso de planchado, lo más recomendable es que coloques papel blanco o un lienzo limpio (puede ser una sábana) cubriendo el piso debajo de la mesa de planchar.  De esta forma el mantel no entrará en contacto con el suelo.



Ya tenemos la mesa lista...

Ahora deberás regular la temperatura de la plancha; para ello, lo más recomendable es que sigas las instrucciones que aparezcan en la etiqueta del mantel. 
¿No sabes lo que significan todos esos símbolos?  Oprime aquí que te solucionaremos ese problema.

Pero, ¿qué pasa si el mantel no tiene indicaciones de cómo plancharlo?
Veamos...

Algodón, lino, y tejidos naturales similares:  La plancha deberá estar caliente, se puede utilizar la temperatura máxima, de ser necesario.  Conviene utilizar la plancha con vapor o vaporizar el tejido a medida que se va planchando.

Tejidos que contienen seda:  Utilizar plancha templada.  Se planchan del revés para evitar brillos, se puede utilizar un poco de vapor.

Tejidos sintéticos:  Utilizar la plancha a temperatura baja, planchando con pasadas rápidas.  Conviene que primero pruebes en una parte del mantel que no se vea.



¿Qué más necesitamos para planchar y almidonar manteles y servilletas?
  • agua destilada para la plancha, si vas a planchar a vapor.  La utilización de agua destilada evitará futuras manchas amarillentas y de herrumbre en los manteles y servilletas.

  • un vaporizador con agua destilada, para rociar el tejido y facilitar el planchado

  • almidón en spray.  Si no consigues almidón en spray, utiliza almidón normal, prepáralo como indica el envase y colócalo en un vaporizador.  Al prepararlo, agrégale una cucharadita de sal fina disuelta en el agua; esto evitará que la plancha se adhiera al tejido y te facilitará la tarea.



Ya tienes todo listo... Es momento de comenzar a planchar... He aquí unos cuantos consejos que te ayudarán a que tu mantel quede perfecto:
  • Conseguirás mejores resultados si planchas el mantel y las servilletas cuando no se han secado totalmente; deben estar apenas húmedos.  Si ya están secos, rocíalos con agua destilada en forma pareja antes de plancharlos.

  • Coloca el mantel del lado del revés sobre la mesa de planchar. 

  • Rocía con almidón.

  • Pasa la plancha, moviéndola hacia adelante y hacia atrás, siguiendo el sentido del hilo del mantel (2).  Nunca pases la plancha "al bies" (1) o con movimientos circulares, esto estiraría el tejido y provocaría que el mantel, o la servilleta, se deformara.


     

  • Si el mantel tuviera bordados, plancha como indicado anteriormente, sin olvidar rociar con almidón y colocar el mantel o servilleta del revés (1).  Una vez planchado, coloca sobre el bordado un lienzo húmedo y, utilizando la punta de la plancha, pasa sobre el lienzo.  De esta manera, el bordado tomará volumen (2).


     

  • Una vez que has terminado de planchar el mantel, colócalo inmediatamente sobre la mesa, que habrás cubierto antes con un "bajo mantel", muletón o fieltro.
    Si no lo puedes colocar inmediatamente sobre la mesa, dóblalo en tres partes y cuélgalo en una percha.

 


Algunos trucos:

 

  • Nunca almidones un mantel que no vayas a usar en las 48 horas siguientes.  Los manteles que se guardan almidonados tienden a ponerse amarillentos.  Además, el almidón provocará que las marcas de los dobleces sean mucho más difíciles de sacar o se conviertan en permanentes.  En casos de tejidos muy delicados, el almidón puede hacer que el tejido se raje en los dobleces.  Por otra parte, el almidón atraería  las polillas.
  • Guarda los manteles bien doblados pero sin planchar.  Las arrugas y marcas que adquieren los manteles que se guardan planchados son mucho más difíciles de borrar.

  • Imaginemos que has planchado el mantel por la mañana, el día antes de la recepción... No lo has podido colocar sobre la mesa, habiéndolo colgado en una percha... Esa misma noche, colocas el mantel sobre la mesa, y descubres que tiene algunas arrugas y dobleces...
    ¡No desesperes!  La solución es colocar el mantel sobre la mesa (con el "bajo mantel", fieltro o muletón por debajo) y vaporizarlo con una lluvia muy fina de agua destilada.  Durante la noche, el agua y la gravedad, lograrán que las pocas arrugas que tenía hayan desaparecido.

  • Nunca planches un mantel cuando ya lo has colocado sobre la mesa... los restauradores de muebles están cansados de ver mesas estropeadas por el calor de la plancha.

 


¿Dudas sobre el tamaño adecuado de las servilletas y manteles, sobre cómo poner la mesa con individuales? Oprime aquí

Una de nuestras peores pesadillas... ¡las manchas en manteles y servilletas!
Son inevitables, pero en la mayoría de los casos, tienen solución. Oprime aquí.

Heredados de la abuela o comprados en anticuario, los manteles antiguos tienen mucho encanto pero, generalmente, cuando llegan a nuestras manos están amarillos... Veamos algunos trucos para blanquearlos.  Oprime aquí.

 

 

 

Add your comment

Your name:
Your email:
Comment: