DiploMagic.com

Monday
Nov 20th
Text size
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

Un centro de mesa sencillo y elegante

Correo electrónico Imprimir

Un centro de mesa vegetal y minimalista

Necesitamos un centro de mesa...

Quizás un arreglo floral...

Pero queremos algo sencillo, que no llame demasiado la atención y que a su vez sea elegante...

Quizás algo minimalista...

 


Este centro de mesa es muy sencillo de realizar y también muy versátil, ya que se puede realizar en recipientes rectangulares, cuadrados, circulares...

Podemos hacer uno solo para el centro de la mesa, o uno central  y otros más pequeños laterales...

También podemos realizar varios del mismo tamaño y colocarlos a lo largo de la mesa, creando, con la repetición, un efecto "hipnótico".

Y lo único que necesitamos, además de los recipientes adecuados, es... ¡césped!  Sí, has leído bien, césped, gramilla, pasto, hierba...

Es fácil de conseguir en los viveros.   Y si no lo consigues o quieres cultivarlo en casa,  en pocos días, tendrás un almácigo con la altura suficiente para realizar un centro de mesa.


¿Qué necesitamos?

Recipientes:

Para realizar este centro de mesa, necesitaremos recipientes poco profundos.
No importa la forma, puede ser plano o tener un pie, pero la profundidad debería ser la necesaria para solamente ocultar las raíces de la planta (un máximo de 10 cm.)

Cuánto más sencillo sea el recipiente, mejor se verá el centro de mesa.

Las plantas:

Un almácigo de cualquier tipo de gramínea, con una altura total de por lo menos 15cm. es adecuado.
Según el tamaño de los recipientes que vayas a utilizar, podrás calcular la cantidad que necesitarás comprar.

¿Cómo armar el centro de mesa?

Una vez que tienes las plantas en casa, medirás el largo y ancho del recipiente en el que la colocarás y, utilizando las manos, separarás el "trozo" de almácigo necesario para cubrir todo el fondo del recipiente.

Listo, ¡ya tienes un centro de mesa!

 

Un truco:  si quieres utilizar un recipiente  transparente, corta el almácigo de forma que quede un margen de 2 o 3 cm. todo alrededor del mismo, separándolo así de los bordes del recipiente.  Ese espacio lo podrás rellenar con piedras pequeñas, de forma que las raíces del almácigo no se vean a través del vidrio del recipiente.



Vajilla, cubiertos, mantelería...

Este centro de mesa es adecuado para colocar en una mesa muy sencilla.

Un mantel de un color liso...
Una vajilla sencilla, sin diseños...
Cristalería incolora...
¡Todo muy minimalista!

Si lo vas a utilizar por la noche, muchas velas blancas, bajas, colocadas en sencillos recipientes de vidrio, formando una línea a los lados del arreglo darán un toque elegante y moderno a la mesa.

 

 

 

 
Comments (1)
1 Domingo 12 de Febrero de 2012 23:48
Jeanette Bonilla
Excelente el contenido!

Add your comment

Your name:
Your email:
Comment: