DiploMagic.com

Sunday
Jan 21st
Text size
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

Con un cierto color

Correo electrónico Imprimir

Primavera... Otoño... y una palidez nada agradable.



Otoño... Nos parece que pasó una eternidad desde las vacaciones de verano, y más aún cuando nos miramos al espejo y ya no quedan rastros de aquel bronceado que nos hacía sentir tan bien...

 

Primavera... Ya no hace tanto frío; podríamos comenzar a lucir nuevamente brazos y piernas... pero esa palidez casi fantasmal que nos devuelve el espejo, nos horroriza...

 

Sea cual sea el hemisferio en que nos encontremos, llegó esa época del año en que nos gustaría lucir un poquito de color en la piel...

No hay tiempo para vacaciones, el clima tampoco se presta... ¿cómo lograrlo?

 


 

 

Existen varios métodos para lograr un bronceado que nos haga ver más saludables, y, sobre todo, que nos levante el ánimo después de un duro invierno o un, cada vez más lejano, verano.

 

Cabinas de rayos UVA, o camas solares

El lograr un bronceado en una cabina de rayos UVA es rápido, es cómodo, pero tiene muchos detractores, sobre todo entre los dermatólogos...

En estas cabinas, o "camas solares", lo que recibimos son rayos ultravioletas del tipo A (los menos agresivos), que no queman, pero penetran a mayor profundidad en la piel que los rayos ultravioletas del tipo B (los más agresivos).   Es decir, el bronceado que se consigue no es tan superficial como el que se logra con otros métodos,  pero, por esta misma razón, resulta más peligroso.  

No todos los dermatólogos gustan de este sistema; más aún cuando se ha visto que el hacerlo con demasiada asiduidad puede resultar peligroso.  Los rayos UVA, al penetrar hasta la dermis, no solamente originan arrugas, manchas, pérdida de elasticidad de la piel, sino que pueden ser responsables de lesiones cutáneas (desde eritema hasta el melanoma, o cáncer de piel)

En este tema ha habido mucha polémica... voces a favor...  voces en contra...
Si decides utilizar las cabinas de rayos UVA para conseguir un tono bronceado, deberás tener cuidado de seguir los consejos de los dermatólogos:

  • Consulta a tu dermatólogo antes de someterte a los rayos UVA
  • Nunca tomes más de 30 sesiones al año
  • Asegúrate que el centro al que concurres tenga certificaciones actuales del estado de sus máquinas, así como un alto nivel de higiene.
  • Si tomas medicamentos, consulta con tu médico antes de exponerte a los rayos UVA
  • Protege tus ojos con gafas especiales para rayos UVA (generalmente, los centros de bronceado te proveerán de las gafas)
  • Utiliza cremas protectoras específicas para este tipo de exposición
  • Consulta con el personal del centro al que concurras el tiempo de exposición indicado para tu tipo de piel.  Nunca te expongas más tiempo del que te indiquen.
  • No utilices este método de bronceado si estás embarazada
  • Nunca tomes el sol luego de una sesión de rayos UVA

 


 

"Bronceador sin sol" o productos autobronceantes

¿Qué es un "bronceador sin sol"?

Los "bronceadores sin sol" son productos, en crema, gel, o espuma, que, por sus componentes, logran una reacción en la capa externa de piel, logrando así que esta tome un color bronceado.
El ingrediente activo que compone la gran mayoría de estos productos es la dihidroxiacetona (DHA), ingrediente que causa una reacción con los aminoácidos de la capa más superficial de la piel, produciendo un tono bronceado sin causar ningún tipo de daño cutáneo.
 

¿En cuánto tiempo se ve el resultado?

A las 2 o 3 horas de la aplicación, comenzarás a notar el bronceado, aunque el resultado definitivo se verá después de 8 horas de aplicado el producto.
 

¿Cuánto dura el color?

Al tratarse de una coloración superficial, de la capa "muerta" de la piel, el bronceado durará pocos días, ya que se perderá a medida que la piel sufra la exfoliación natural.  Para mantener el color por más tiempo, es conveniente exfoliar la piel antes de la aplicación y re-aplicar el autobronceante cada 3 o 4 días.

Existen "bronceadores sin sol" para pieles claras y oscuras.  La diferencia entre uno y otro es el porcentaje de DHA.  Para lograr un bronceado suave, busca un autobronceante con un porcentaje bajo de DHA, cercano al 3%.  Para lograr un bronceado más intenso, utiliza un bronceador con un porcentaje mayor (alrededor de un 6%) y aplícalo con más asiduidad.

A tener en cuenta:

  • Si padeces de algún tipo de alergia, es conveniente que consultes a tu médico antes de utilizar un "bronceador sin sol", aunque generalmente, son productos dermatológicamente probados y que no tienen contraindicaciones.
  • Para lograr un bronceado sin manchas, deberás aplicar el producto en forma uniforme...  Próximamente, te ofreceremos los trucos necesarios.
  • Después de la aplicación, deja pasar por lo menos 4 horas antes de bañarte.
  • Y no olvides,  los "bronceadores sin sol", a no ser que contengan un filtro solar, no te protegen de las radiaciones solares, por lo que no evitan las quemaduras.  Utiliza una crema de protección si vas a estar expuesto a los rayos del sol.

 


 

Bronceado con aerógrafo

En los últimos años han aparecido centros de bronceado con aerógrafo.  Generalmente, estos centros se promocionan ofreciendo un bronceado parejo y totalmente inofensivo para la piel.

Como toda "novedad", este sistema de bronceado ha provocado curiosidad y muchas preguntas... ¿qué es?  ¿qué productos utilizan?  ¿es realmente inofensivo?  ¿cuánto dura el resultado?...

Pues todas estas preguntas tienen una sola respuesta... "Bronceador sin sol"

La composición del producto es la misma del que puedes comprar en forma de crema, gel o espuma y aplicarte en tu casa... La diferencia está en la aplicación.

Los centros de bronceado con aerógrafo aplican el "bronceador sin sol" o producto autobronceante, con un aerógrafo o pincel de aire... Es decir, te "pintan" con el producto, en la misma forma en que se pintan los coches (¡No te rías, es verdad!)
 

¿Cómo se aplica?

La persona es rociada repetidamente y en forma uniforme,  dentro de una cabina hermética, con la sustancia bronceadora. 

Los resultados son los mismos que se logran con los "bronceadores sin sol", pero la ventaja es que se consigue un color más parejo y evitas la aplicación casera del producto, que a veces puede resultar engorrosa.

A tener en cuenta:

  • Si padeces de algún tipo de alergia, es conveniente que consultes a tu médico antes de utilizar un "bronceador sin sol", aunque generalmente, son productos dermatológicamente probados y que no tienen contraindicaciones.
  • Después de la aplicación, deja pasar por lo menos 4 horas antes de bañarte.
  • Y no olvides,  los "bronceadores sin sol" no te protegen de las radiaciones solares, por lo que no evitan las quemaduras.  Utiliza una crema de protección si vas a estar expuesto a los rayos del sol.


¿Cómo aplicar el bronceador sin sol para lograr un color parejo, sin manchas?
Oprime aquí para ver los trucos necesarios para que consigas un bronceado uniforme y te resulte menos engorrosa la aplicación del producto.


 

En épocas en que no se conocía el retinol ni el colágeno, Cleopatra fue famosa, entre muchas cosas, por su belleza y por conocer todos los trucos para mantenerla.
Oprime aquí y descubre alguno de sus secretos...

 

Add your comment

Your name:
Your email:
Comment: