DiploMagic.com

Sunday
Jan 21st
Text size
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

Morisquetas II (Gimnasia facial)

Correo electrónico Imprimir

Veamos algunos otros trucos para fortalecer los músculos del rostro y enlentecer su envejecimiento, cuando no tenemos acceso a tratamientos faciales sofisticados...


Hemos visto cómo, a través de la gimnasia facial, podemos disminuir o evitar la formación de "bolsas" en los ojos, los párpados caídos, las ojeras...  Cómo tonificar y aumentar el volumen de los labios y evitar las arrugas que se forman alrededor de la boca...  Cómo evitar la flaccidez de las mejillas y hasta cómo suavizar el ceño fruncido...  Oprime aquí

Pero te preguntarás cómo se pueden ejercitar los músculos del cuello...

O cómo evitar la papada o doble mentón...

Esto también se logra con ejercicios faciales...  Las famosas morisquetas que seguramente tanto divirtieron a la familia cuando te descubrieron haciéndolas frente al espejo y de las que, probablemente, ya estés viendo los primeros resultados...

Veamos más morisquetas... Y no olvides que éstas no reemplazan aquellos tratamientos faciales que se realizan con cremas o productos naturales.  Por el contrario, para que la gimnasia facial te de buenos resultados, deberá siempre ser acompañada por una buena hidratación y nutrición de la piel.

 


 

El cuello

¿Cómo tonificar los músculos del cuello?

  • Siéntate con la espalda derecha, deja caer la cabeza hacia atrás, cierra los labios y haz un movimiento con la mandíbula como si estuvieras masticando lentamente.  Repite 20 veces

  • En la misma posición anterior, con la cabeza echada hacia atrás y los labios cerrados, frunce los labios como si quisieras besar el cielorraso.  Exagera esa posición, hasta sentir cómo los músculos del cuello se estiran.  Mantén esa posición por 10 segundos.  Relaja 5 segundos y repite 5 veces.

  • En la misma posición, con la cabeza echada hacia atrás, con los labios relajados, saca la lengua como si quisieras tocar el mentón con la punta de la lengua.  Mantén la posición por 10 segundos.  Repite 3 veces.

  • En la misma posición, con la cabeza echada hacia atrás, con los labios cerrados y relajados mueve tu labio inferior sobre el superior, como si el labio inferior quisiera tocar la punta de la nariz.  Mantén esa posición por 5 segundos.  Relaja y luego repite 5 veces.

  • En la misma posición, con los labios relajados, lleva la mandíbula hacia adelante.  Mantén la posición 5 segundos y relaja.  Repite 5 veces.

 

 

La papada o doble mentón

Un ejercicio con el que lograrás, con un poquito de constancia,  un cambio importante en pocas semanas...

  • Enlaza los dedos de tus dos manos, levanta los pulgares.  Manteniendo las manos enlazadas de esta forma, apoya el mentón sobre los dedos índices y coloca los pulgares bajo el mentón, "sosteniendo" la papada o doble mentón.  Haz presión sobre la papada o doble mentón con los dedos pulgares mientras que, al mismo tiempo, presionas la lengua contra el paladar durante 3 o 4 segundos.  Sentirás que el músculo debajo de tu mentón hará presión sobre tus pulgares. 
    Repite este ejercicio 10 veces.

 

Mandíbula:

¿Cómo evitar la flaccidez en la zona de la mandíbula? ... ¡Con ejercicio!

  • Cierra la boca y muerde con fuerza utilizando las muelas.  Mantén 3 o 4 segundos y relaja.  Repite este ejercicio 10 veces.

 


¿Cómo reemplazar esos otros tratamientos que, a través de electrodos u otras sofisticadas técnicas, nos ayudan a evitar la flaccidez, nos devuelven tonicidad o nos mantienen los músculos faciales en su lugar? Oprime aquí y practica estas otras morisquetas...


Oprime aquí, para ver una receta casera, sencilla de preparar con elementos que se pueden conseguir fácilmente, y que, si la aplicas con regularidad, devolverá a tu piel la frescura y el brillo.

 

 

Add your comment

Your name:
Your email:
Comment: