DiploMagic.com

Thursday
Nov 27th
Text size
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

Sin cortes (Afeitado/rasurado)

Correo electrónico Imprimir

¿Navaja a la antigua usanza?... ¿Maquinilla de afeitar con hoja de doble filo, como la que usaba mi padre?... ¿Maquinilla desechable?... ¿Cartuchos de dos hojas, de tres, de cuatro?...

 


Los métodos de afeitado han cambiado muy poco en los últimos siglos.

El afeitado perfecto...

Ya hemos visto algunos de los elementos indispensables para lograrlo: un poco de tiempo, paciencia, humedad en la piel, una buena brocha, un buen jabón de afeitar...
(¿No sabes a qué nos referimos? Oprime aquí para acercarte un poco más al "afeitado perfecto")

Es probable que, si has seguido nuestros consejos, hayas conseguido un resultado mucho mejor al afeitarte.

¿Estás listo para dar un paso más?

Entonces veamos las posibilidades que existen a la hora de elegir con qué "instrumento" vas a intentar no cortarte...


 

Ya hemos visto que los métodos de afeitado han cambiado muy poco en los últimos siglos.

Hubo, sí, una mejora en el tema de seguridad, entre el uso de la navaja y el invento de la maquinilla de seguridad de doble hoja.

Luego, todo el resto (la maquinilla desechable, los cartuchos de una, dos, tres y hasta cuatro hojas), fue producto del marketing y la competencia, habiendo logrado mejoras solamente en la practicidad.

Pero, ¿la calidad del afeitado, el resultado final, es mejor ahora que hace 60 años?

Veamos... A nuestros abuelos les llevaba mucho más tiempo afeitarse... Ya fuera con navaja o maquinilla de hoja de doble filo, se arriesgaban más que nosotros a los cortes...
Pero lograban un resultado mucho mejor y más duradero. Gran parte del éxito del afeitado se debía al uso de brochas adecuadas, buenos jabones de afeitar, paciencia y 5 minutos más dedicados a la tarea... Pero el tipo de "instrumento" utilizado al momento de rasurar el vello, también influía en ese resultado perfecto.

Si preguntas a los entendidos en el tema, o a los barberos (que aún quedan muchos en el mundo), te dirán que el mejor afeitado se consigue con una navaja o con una maquinilla de hoja de doble filo.

 


Si nunca te has afeitado con navaja, no vamos a inducirte a comenzar... ¡no queremos arriesgarnos a perder un suscriptor por corte en la yugular!

Pero si realmente quieres mejorar los resultados al afeitarte, sería interesante que probaras a utilizar una maquinilla de hoja de doble filo... Sí, de las que utilizaba tu padre antes de que se inventaran las desechables y comenzara esa "guerra" entre empresas para ver quien lograba ponerle más hojas a un cartucho.

 

La maquinilla de afeitar de hoja de doble filo

Este tipo de maquinilla funciona con una hoja de afeitar de doble filo, desechable.

El afeitarse con este tipo de maquinilla requiere, como todo en esta vida, de cierta práctica. Pero una vez que te hayas acostumbrado, te resultará tan fácil utilizarla, y los resultados serán tanto mejores, que verás que mereció la pena realizar el esfuerzo.

 

Si estás acostumbrado a afeitarte con maquinillas desechables, ya sean de 1, 2, 3 o 4 hojas, tendrás que olvidar cómo lo hacías y volver a aprender... No es tan difícil... Millones de hombres lo han hecho durante los últimos siglos...

 

Veamos los trucos que te ayudarán a lograr un afeitado perfecto y sin cortes:

  • Lo primero y más importante: tómate tu tiempo

  • Haz "pasadas" más cortas, y más lentas.
  • No presiones la hoja de afeitar sobre la piel
    Contrariamente a lo que podemos creer, y a lo que hacemos con las maquinillas desechables, la forma de conseguir un buen afeitado es sin presionar la hoja de afeitar sobre la piel. Si presionas, terminaras cortándote y con la piel irritada. Sin embargo, haciendo pasadas leves, lograrás un afeitado perfecto, más duradero y sin cortes ni irritaciones.
  • Sostén la maquinilla formando un ángulo de 30º. No, no te hará falta un semicírculo ni una escuadra...
    Las maquinillas desechables que has estado utilizando hasta ahora, tienen, en general, una cabeza flexible, que toma el ángulo de afeitado sin requerir que tu modifiques la posición en que sujetas el mango. Al utilizar una maquinilla de hoja de doble filo, el ángulo de la hoja de afeitar sobre el rostro lo tendrás que adaptar, modificando la posición con la que sostengas el mango.
    Generalmente, los cortes con las maquinillas de hoja de doble filo se producen en el momento en que apoyas la hoja sobre la piel del rostro. Para evitar esto, y hasta que te acostumbres, te aconsejamos que primero apoyes la parte de seguridad de la maquinilla (la parte superior) y luego vayas bajando el brazo poco a poco hasta que la hoja haga contacto con la piel. Así habrás conseguido la posición de 30º, y evitarás los cortes.
    No hace falta que lo digas... lo sabemos: estás acostumbrado a sostener la maquinilla de afeitar de determinada manera... Pues ahora deberás acostumbrarte a levantar un poco más el codo... La posición correcta para evitar cortes es colocando el brazo en forma casi paralela al suelo.
  • Cambia la hoja de doble filo, al menos una vez por semana. Compra hojas de afeitar de buena calidad. No las utilices más de lo debido. La vida útil de una hoja de afeitar dependerá de la calidad de la misma y del uso que se le haya dado. Para evitar irritaciones, no utilices las hojas más tiempo del debido.
  • Para evitar cortes y lograr un afeitado perfecto, será necesario que "estires" la piel en determinadas zonas. La maquinilla de afeitar se deslizará con más facilidad sobre la piel estirada, y, además evitarás cortes. Contrayendo algunos músculos faciales, no solamente estirarás la piel durante el afeitado, sino que también tonificarás los músculos del rostro, y retrasarás la aparición de flaccidez y arrugas.
  • Aunque no vamos a aconsejarte en qué sentido pasar la maquinilla de afeitar sobre el rostro, quisiéramos sí, hacer un par de comentarios:
    Algunos hombres prefieren afeitarse de arriba hacia abajo; otros de abajo hacia arriba...
    Algunos evitan pasar la hoja de afeitar dos veces por el mismo lugar...
    Y todo esto con el objetivo de evitar irritaciones. Si vas a utilizar una maquinilla de hoja de doble filo, probablemente no tengas estos problemas. Muchos señores que, con maquinillas desechables, debían evitar afeitarse en una determinada dirección o pasar dos veces sobre el mismo lugar, han dejado de tener estos problemas con las maquinillas de hoja de doble filo.
  • Recuerda que las maquinillas desechables que has utilizado hasta ahora, han sido diseñadas para el hombre que se afeita con prisas, distraído, o perezoso. Si vas a utilizar una maquinilla de hoja de doble filo, deberás hacerlo con cuidado, con tiempo y con paciencia hasta que domines su utilización.
  • Y si al terminar de afeitarte, tienes algunos cortes en el rostro, piensa que a todos nos pasa... Y una vez que domines la técnica del afeitado con maquinilla de hoja de doble filo, te preguntarás cómo pudiste pasar tantos años sin haberlo intentado.


Ya tenemos todos los elementos necesarios...
Ahora solamente nos queda por ver cuál es la forma correcta de utilizarlos para lograr un afeitado perfecto.
Oprime aquí


 

Y ahora, ¿qué talla soy?
Cambias de país de destino y... otra vez cambias de talla.
Toda la vida has utilizado camisas talla 15 y ahora resulta que eres un 39...
Comprabas pantalones 42, pero ahora eres un 34... Y las chaquetas...
Oprime aquí para ver las equivalencias de talles de señores.

 

Add your comment

Your name:
Your email:
Comment: