DiploMagic.com

Sunday
Jan 21st
Text size
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

El afeitado perfecto

Correo electrónico Imprimir

 

Si la meta es lograr un rasurado perfecto, tendremos que hacer un par de sacrificios...
Pero, ¿no crees que vale la pena?



No podrás negar que alguna vez has sentido una chispa de envidia al ver esos rostros perfectamente afeitados, sin una irritación, sin sombras y cuya piel parece la de un bebé...

Te has preguntado mil veces cómo lo logran y por qué tu no consigues los mismos resultados...
Has buscado mil excusas: calidad de la piel, grosor del vello, cantidad de vello... hasta le has echado la culpa al color de pelo, a la raza, o quizás a la luna... Pero en tu fuero interno conoces la respuesta... ¡no sabes afeitarte!

La técnica del afeitado se ha ido pasando de padres a hijos desde tiempos inmemoriales... pero, ¿qué pasa cuando eres hijo de una generación que sucumbió a la practicidad de la tecnología y olvidó la técnica ancestral del afeitado con jabón?

Pues siempre se está a tiempo de aprender; y con un poco de práctica y un par de sacrificios insignificantes, tu también podrás lograr un afeitado perfecto.


 

¿Qué tendría que sacrificar para lograr un afeitado perfecto?

Practicidad y tiempo.

La máquina de afeitar eléctrica es muy práctica, nos saca de más de un apuro. Nos permite afeitarnos donde sea que nos encontremos, contemos o no con agua caliente. No requiere de mucho tiempo, por lo que en cinco minutos estamos afeitados y listos para salir...
Pero no nos da un afeitado perfecto...

Las cremas de afeitar en aerosol son, también, muy prácticas. No hay más que agitar el frasco, oprimir el dispensador y, con la punta de los dedos, distribuir la espuma sobre el rostro. Un par de pasadas rápidas con la maquinilla desechable, y ya estamos listos...
Pero, ¿logras un cutis liso, sin sombras ni irritaciones? No.

Para conseguir el resultado que tanto anhelas, deberás sacrificar practicidad y tiempo.
¿Es tan grande el sacrificio? No. Solamente con un poco de paciencia, un poco de práctica, y 10 minutos menos de sueño por las mañanas, podrás lograr el afeitado perfecto.


 

El principio básico del afeitado

El principio básico del perfecto afeitado es mantener la piel húmeda antes y durante todo el proceso. Y ésta humedad deberá conseguirse con agua caliente.
El agua caliente, no solamente actúa sobre la piel abriendo los poros, sino que además relaja los músculos faciales, suaviza el vello, lo hace flexible, y, sobre todo, forma una capa entre la piel y la espuma que evita que la hoja de afeitar "raspe" la piel y la irrite.

Por todo lo anterior, es conveniente afeitarse inmediatamente después de haber tomado una ducha.

Y para mantener la piel húmeda durante todo el proceso, es indispensable contar con una buena brocha de afeitar...

Pero, veamos cuáles son los elementos imprescindibles para un afeitado perfecto, y por qué...


 

Elementos indispensables

 

Agua caliente: por lo explicado anteriormente

 

Brocha de afeitar: Te preguntarás para qué una brocha de afeitar, si existen todas estas cremas en aerosol que no la hacen necesaria...

Las cremas en aerosol, por más que te humedezcas el rostro antes de aplicarlas, no mantienen la humedad necesaria sobre la piel. Se aplican en menos de un minuto, por lo que la piel no se "prepara", y cuando te afeitas lo haces casi "en seco". Esto produce irritaciones, pero además hace que la hoja de afeitar corte el vello más superficialmente, por lo que las "sombras" aparecerán en menos tiempo.

La brocha de afeitar es un elemento muy importante para lograr el perfecto afeitado. Y cuanto mejor sea la brocha, mejor será el resultado.

¿Cómo saber cuando una brocha es buena, regular, o mala?... Todo dependerá del material con el que haya sido fabricada.

Dejemos a un lado el mango, que puede ser de diferentes materiales, más lujoso o más sencillo, pero que no afectará el afeitado...

Existen diferentes tipos de brochas... Habrás visto brochas que cuestan más caras que muchas joyas; y otras cuyo precio es menor al de una entrada de cine... ¿Cuál comprar? ¿En qué se diferencian, y por qué esa diferencia de precios? ¿Vale realmente la pena comprar una brocha cara?
Veamos...

El pelo con el que está hecha la brocha es muy importante para obtener un buen resultado al afeitarse.

En el mercado, podrás encontrar diferentes tipos de brochas:

 

  • Brochas de pelo sintético: Fabricadas generalmente con nylon, estas brochas no son recomendables porque no absorben el agua suficiente para mantener húmeda la piel. Atención: a veces son ofrecidas bajo el nombre de brochas "hipoalergénicas".

  • Brochas "mixtas": En su fabricación se utiliza material sintético mezclado con un porcentaje de cerdas naturales. Tampoco absorben la cantidad de agua necesaria, por lo que no son recomendables.

  • Brochas de cerdas naturales (pelo de cerdo o jabalí): Se consigue un resultado mucho mejor que con las brochas sintéticas o mixtas, y por un precio muy similar. Tienen una vida limitada ya que las cerdas se quiebran con facilidad.

  • Brochas de pelo de tejón: Estas brochas son las más recomendadas.
    Hay diferentes calidades de pelo de tejón, según de qué parte del cuerpo del animal provenga.
    El pelo más suave es el que se saca del cuello y pecho; es de color tostado con unas franjas más oscuras a dos tercios de su altura. Las brochas fabricadas con este tipo de pelo son las mejores, pero también las más caras, llegando a tener precios exorbitantes.
    El pelo de tejón de calidad intermedia es un poco más corto, de un color tostado claro.
    El de menor calidad, aún más corto, puede ser desde tostado claro hasta negro; es también el menos flexible.
    Para lograr una buena calidad por un precio razonable, muchos fabricantes de brochas mezclan estas tres variedades en su fabricación.
    La gran ventaja de éstas, en comparación con las brochas de cerdas, es la capacidad de absorción del pelo de tejón, lo que proporciona una mayor humedad en la piel y un afeitado más al ras y menos irritante.

Un truco: cuando vayas a comprar una brocha de afeitar, no creas que la más cara es la mejor. En la mayoría de los casos, el precio exageradamente alto se debe más al diseño o al material con que se ha fabricado el mango que al pelo, cuando en realidad esto es lo único importante.

 

El jabón o crema de afeitar:

Olvídate de las cremas de afeitar en aerosol y compra un buen jabón o crema de afeitar con base de glicerina.
La calidad del jabón o crema de afeitar es importante. Los buenos jabones o cremas contienen ingredientes que no solamente producen una espuma con mayor contenido de humedad, sino que además lubrican la piel para que la hoja de afeitar se deslice con más facilidad y sin provocar irritaciones.

Los jabones de afeitar se venden, en general en forma de pastillas; mientras que las cremas vienen en envases parecidos a los de dentífrico. En general, en este tipo de productos, los de procedencia británica son los mejores (Trumper, Taylor, etc.), aunque también son muy apreciados la crema de afeitar Proraso, proveniente de Italia, o Musgo Real, de Portugal (ambos productos tienen precios muy económicos y muy buena calidad).

 

Maquinilla de afeitar:

¡Este es todo un tema!

¿Navaja a la antigua usanza?... ¿Maquinilla de afeitar con hoja de doble filo, como la que usaba mi padre?... ¿Maquinilla desechable?... ¿Cartuchos de dos hojas, de tres, de cuatro?...

Los entendidos dicen que no hay mejor afeitado que el realizado a navaja... Pero no vamos a arriesgarnos a perder un suscriptor por corte en la yugular...
¡Deja la navaja para los expertos!

Por ahora, continúa afeitándote con la maquinilla a la que estés acostumbrado... Si has cambiado de jabón o crema de afeitar y has seguido nuestros consejos en cuanto a la brocha, ya notarás la diferencia.

Si quieres ver qué maquinillas de afeitar son más recomendables, y algunos trucos para utilizar la brocha y el jabón en la forma correcta para lograr el afeitado perfecto que tanto has deseado, oprime aquí.

 


¿Cuál es la forma correcta de utilizar la brocha, el jabón y la maquinilla de afeitar para lograr un afeitado perfecto.
Oprime aquí

 



Una entrevista... Una conferencia... Un discurso... Cámaras de televisión... Filmaciones... ¡No entres en pánico! Oprime aquí

 


 

Se deforman, se manchan, se arrugan... ¡Cómo nos gustaría poder desechar las corbatas por "pasadas de moda" y no por que hayan perdido su aspecto original! Oprime aquí

¿Quién no sabe hacer un nudo de corbata?   ...pero ¿conoces la diferencia entre el nudo Windsor, el medio Windsor, el Shelby, el nudo italiano o "four-in-hand"?... Oprime aquí

Oprime aquí para ver otros nudos clásicos: el "Semi-Windsor"; el Shelby, o nudo americano; así como algunos nudos menos utilizados, pero que el saber realizarlos te podrá sacar de un apuro.

¿Necesitas la explicación de cómo anudar una "pajarita", "papillon" o lazo de esmoquin?  Oprime aquí

¿Buscas darte un aire de artista, de intelectual o un poco excéntrico?...  ¡Entonces lo tuyo es llevar un lazo! Oprime aquí


 

 

 

 
Comments (1)
1 Domingo 15 de Diciembre de 2013 21:07
Alexander Ruiz
Gracias por los consejos de afeitado

Add your comment

Your name:
Your email:
Comment: