DiploMagic.com

Tuesday
Nov 21st
Text size
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

Siguiendo la receta

Correo electrónico Imprimir

Inevitablemente, tu libro de cocina cambia de lugar cientos de veces mientras preparas una receta, te ocupa lugar en la mesada o área de trabajo y termina con las páginas salpicadas de mantequilla y harina...

¡Hay algunos truquitos para evitar este desastre!

 


 

En primer lugar, lo más práctico es conseguir un soporte o atril para libros de cocina. Los hay de distintos materiales, tamaños, diseños y precios.

Algunos de ellos se apoyan sobre la mesada, otros se cuelgan de la pared y otros, los más sofisticados, se colocan debajo del armario superior de la cocina y se "descuelgan" al momento de utilizarlos.

Generalmente se consiguen en las tiendas que venden artículos de cocina, en bazares y en muchas "tiendas" de internet.

 


 

 

Pero quizás ya tienes un atril, o te sobra espacio en la mesada... pero, seguramente sí necesitas una buena idea para evitar las manchas y salpicaduras en las páginas de tus libros.

¡Te ofrecemos un truco sencillo y efectivo!

Necesitarás un sobre plástico de los que se utilizan para archivar hojas.

 

 

1. Cortas el borde inferior del sobre

2. Separas las dos hojas, cortando la hoja superior contra el borde donde se une a la cinta perforada

3. Abres el sobre y lo colocas sobre el libro abierto.

Tu libro quedará así protegido de manchas y salpicaduras, y la hoja plástica de protección podrás guardarla en tu carpeta de recetas, utilizando las perforaciones laterales.

 


¿Cajas y cajones llenos de recortes, recetas copiadas en trozos de papel y hasta en tarjetas de visita, esperando el momento de ser pasadas en limpio? Oprime aquí y te ayudaremos a organizar tus recetas en poco tiempo y con un mínimo esfuerzo.

 

 

Add your comment

Your name:
Your email:
Comment:


Artículos relacionados