DiploMagic.com

Wednesday
Jan 24th
Text size
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

Lacrado

Correo electrónico Imprimir

 

Garantía de autenticidad o privacidad, el lacre se ha utilizado desde tiempos inmemoriales.

 

El lacre...
En documentos oficiales que lo requieren, por privacidad o simplemente por decoración, el lacre se continúa utilizando en la actualidad.  Su uso ya no es tan frecuente como en otras épocas, por lo que no todos sabemos colocar un sello de lacre sin hacer desastres.
Sin embargo, no es tan difícil.  Solamente se requiere de un poco de práctica y conocer un par de trucos...

Pero veamos primero cuál es la historia del lacre y el por qué de su utilización.


Desde tiempos inmemoriales el lacre se ha utilizado para proteger tanto la privacidad, como para certificar la autenticidad de documentos o productos.

El sello de lacre sobre el corcho de la botella de vino, nos da la seguridad de que el mismo no fue adulterado luego de su embotellamiento y nos certifica el origen del mismo...

El sobre lacrado nos asegura que no ha sido abierto y nadie se ha podido enterar del contenido de la carta...

El sello de lacre en un documento oficial nos garantiza la autenticidad del mismo...

Pero, ¿desde cuándo se ha utilizado el lacre?
Su origen se ha perdido en el tiempo...

Se dice que Nerón hacía lacrar pequeños frascos en los que guardaba sus lágrimas...
En la Edad Media, cuando aún no se utilizaban sobres, las cartas se doblaban sobre sí mismas, colocando luego unas gotas de lacre sobre la unión del papel, que se marcaba con el sello personal.  De esta forma, se protegía el documento de miradas indiscretas, ya que solamente rompiendo el lacre se podía leer el contenido.  La utilización de un sello personal, marcado sobre el lacre, indicaba el origen de la carta y la autenticidad de la misma.  El lacre era el equivalente a la firma.

Los sellos de lacre fueron utilizados primeramente por los reyes.  El lacre era requerido en las proclamaciones, en las nuevas leyes, en los documentos oficiales, para certificar la autenticidad de los mismos.
Para evitar engaños, muerto el rey, se procedía como primera medida a destruir sus sellos.

Cuando la escritura dejó de ser un privilegio de las minorías, la utilización del lacre se hizo más común y necesaria.  Todo ciudadano respetable contaba con un sello personal para lacrar su correspondencia.  Estos sellos, también para evitar falsificaciones y engaños, se destruían a la muerte de la persona, por lo que es muy difícil encontrar actualmente sellos originales, y solamente conocemos el diseño de aquellos cuya impresión en el lacre ha sobrevivido.

¿De qué está compuesto el lacre?  La fórmula ha variado con el pasar de los años y el descubrimiento de nuevos productos.  Originalmente se hacía con una mezcla de cera de abeja, trementina y bermellón (un mineral que reducido a polvo toma un color rojo vivo).  En el siglo XVI, con la introducción de resinas de oriente, se sustituyó la cera por goma laca. Con el correr de los siglos, se le ha ido agregando otros elementos, pero la receta de lo que se llamó "lacre verdadero" no ha variado y se continúa haciendo con cuatro partes de goma laca y una parte de trementina que se calientan en recipientes de cerámica hasta unir y luego se le agregan tres partes de bermellón.  Esta mezcla se vuelca en moldes metálicos para formar barritas que luego se pulen para darles brillo.

Actualmente se fabrica lacre de diferentes colores.  También existen barras de lacre con pabilo, como fuesen velas, para facilitar la tarea del lacrado.  Y el más moderno de los inventos en este campo es la pistola de lacre, algo parecido a las pistolas encoladoras, a la que se le coloca un cartucho de lacre especialmente diseñado para su utilización con esta herramienta y, al ser conectada a la corriente eléctrica, la pistola calienta el lacre hasta derretirlo, facilitando la ubicación de las gotas y haciendo más sencilla la tarea.


Pero veamos como utilizar el lacre para sellar...

Para lacrar necesitarás una barrita de lacre, un sello metálico, un encendedor o mechero y una esponja húmeda.

  1. Humedece el sello metálico presionándolo sobre la esponja.
  2. Sostén el lacre con una mano y el mechero con la otra.
  3. El lacre deberá colocarse formando un ángulo de 45º y a una distancia de 5 a 6 centímetros del papel a lacrar.
  4. Aproxima el mechero al lacre, de forma de derretirlo, y deja caer 3 o 4 gotas de lacre sobre el lugar donde quieres poner el sello.
  5. Una vez que las gotas forman un círculo del tamaño de una moneda (o del tamaño adecuado al sello), toma el sello metálico y presiónalo durante un segundo o dos sobre el lacre que aún estará caliente.
  6. Retira el sello y deja secar el lacre.

Te aconsejamos que, si no tienes experiencia lacrando, practiques sobre una superficie metálica o sobre un papel antes de lacrar el documento original.

Si utilizas barras de lacre de colores metálicos (oro, plata, bronce, cobre, etc.) deberás esperar un par de segundos antes de aplicarle el sello metálico, ya que estos colores de lacre se funden a una temperatura mayor y demoran unos segundos más en tener la consistencia adecuada para sellar.

Y no desesperes, recuerda que la forma del lacre no tiene por qué ser perfecta.


Las utilizamos para presentarnos, intercambiar números de teléfono, acompañar nuestros regalos... Pero las tarjetas de visita tienen un "lenguaje" más amplio, y que no siempre conocemos.  Oprime aquí.


 

Hemos decidido el tipo de recepción que realizaremos, en qué fecha se llevará a cabo, tenemos la lista de invitados, y debemos hacer las invitaciones... pero ¿cómo hacerlo? ¿por escrito? ¿por teléfono?... Oprime aquí

 

 
Comments (4)
4 Domingo 05 de Octubre de 2014 15:21
Ruben Reinaldo Destéfano Pecotche
A los 78 años me entero por éste hermoso medio de comunicación CUAL ES LA FORMULA DE LACRE ........ GRACIAS MIL .-
3 Domingo 22 de Junio de 2014 12:31
Aldo Vertiz Ramirez
El Lacrado, es muy importante se usa en los peritajes de los documentos historicos, como BONOS HISTORICOS
2 Lunes 30 de Julio de 2012 14:46
David V.
Gracias por el artículo. Está muy interesante. No tenía idea de como lacrar un sobre. Saludos.
1 Lunes 02 de Enero de 2012 23:21
Oscar Omar Peña
Pienso que con la aparicion de la tinta para sellos, el lacre fue siendo relegado a quien quisiese usarlo, sin embargo creo que es una muy buena forma de autenticar un sobre o un documento. Se deberia poner en practica nuevamente para uso de presidentes de la Republica o de los poderes del Estado para asuntos estrictamente legales.

Add your comment

Your name:
Your email:
Comment: