DiploMagic.com

Wednesday
Jan 24th
Text size
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

Viajando con mascotas

Correo electrónico Imprimir

Forman parte de la familia...
Y cuando nos trasladamos de un país a otro, las llevamos con nosotros.
Pero, el viajar con nuestras mascotas requiere de ciertos trámites y algunos trucos...

 


Traslado, mudanza, viaje...

¿Qué tenemos que tener en cuenta para poder llevar a nuestras mascotas con nosotros?

En primer lugar debemos informarnos sobre los requerimientos del país de destino...

Cada país tiene sus propias reglas con respecto a la admisión de animales domésticos.  En general, se requerirá que el animal tenga las vacunas necesarias, certificados sanitarios, y documentación que acredite sus características y a quién pertenece el animal o con quién viaja.

Para asegurarte de contar con toda la documentación requerida, es conveniente que unos meses antes del traslado te pongas en contacto con el consulado del país al que te diriges y solicites que te informen de los trámites necesarios.

Pero no solamente hay requisitos a cumplir para poder ingresar un animal doméstico a un determinado país... también deberás ponerte en contacto con las autoridades pertinentes en el país en que resides para que te informen sobre la documentación y trámites necesarios para que tu mascota sea autorizada a salir del país. 

Haz todos estos trámites con tiempo suficiente.  Algunos países requieren que determinadas vacunas hayan sido dadas al animal con un cierto tiempo de antelación al viaje. 


Viajes en avión

Una vez que tienes la información de la documentación requerida, es momento de ponerte en contacto con la compañía aérea con la que viajarás.

Es conveniente que antes de comprar los pasajes para la familia, te informes de las condiciones que cada aerolínea pone para el traslado de mascotas.  Algunas compañías no admiten animales domésticos, otras solamente aceptan trasladarlos en determinadas condiciones...  Por ejemplo, algunas aerolíneas aceptan llevar animales domésticos por debajo de determinado peso y tamaño dentro de la cabina del avión; otras solamente lo trasladarán como "equipaje".

El precio del traslado del animal también será diferente de acuerdo a la compañía con la que viaje. 

En el caso de ser aceptado en la cabina del avión, deberás realizar una reserva con bastante antelación, ya que las aerolíneas admiten un número limitado de animales en cabina.  Y no olvides averiguar el tipo de bolso, jaula o contenedor en que deberás colocar el animal, y si se requiere que vaya atado o con bozal, etc.

En general, cuando la mascota viaja como "equipaje", algunas aerolíneas no aceptarán trasladarla en vuelos que requieran de escalas, o cuyas escalas sean de corta duración.  También deberás informarte del tipo de contenedor o jaula requerido y de la documentación necesaria para que admitan a tu mascota en el vuelo.


Es conveniente que antes de emprender el viaje, contactes a la compañía aérea.   Oprime aquí  para ver una lista de las principales aerolíneas y los vínculos correspondientes a sus páginas web.  

 

En lo posible, evita el cambio de aerolíneas a lo largo del viaje, de esta forma evitarás mayores costos y riesgos para el animal. 

Llega lo antes posible al aeropuerto, ten en cuenta que para cumplir con todos los trámites de salida del país de un animal, registrarlo en la aerolínea, etc., necesitarás más tiempo del habitual.

Recuerda que al llegar al lugar de destino, serás responsable de recoger al animal en el aeropuerto y tramitar toda la documentación  necesaria para su ingreso al país.


¿Cómo lograr que el viaje sea lo menos incómodo posible para la mascota?

Antes de emprender el viaje, consulta a un veterinario sobre la conveniencia o no de dar a la mascota algún tranquilizante durante el viaje.

En general, los profesionales aconsejan dar al animal de beber dos horas antes del vuelo, y de comer cinco horas antes de emprender viaje.

Es conveniente que antes de colocarlo en su contenedor o jaula, hagas hacer un poco de ejercicio al animal.
 

El contenedor o jaula

El tamaño del contendor o jaula dependerá de lo que te permita la aerolínea. 

El tamaño más conveniente será aquel que le permita a la mascota tanto estar de pie como darse la vuelta o echarse.
Deberá tener buena ventilación, el fondo deberá ser impermeable y lo deberás cubrir con una capa gruesa de material absorbente, y la puerta deberá tener una buena cerradura o tranca que no se abra con facilidad.

Si tienes problemas para conseguir un buen contenedor o jaula en la ciudad en la que te encuentras, consulta con la aerolínea, muchas compañías aéreas venden este tipo de jaula, y comprándola a la propia aerolínea, te aseguras que cumpla con las exigencias que te impongan para el traslado de la mascota.


Y recuerda que no todas las mascotas pueden ser "exportadas" o "importadas".  Los animales en vías de extinción, aquellos considerados exóticos, o los que puedan ser transmisores de enfermedades, en general no pueden ser sacados de un país o ingresados en otro.

Otro punto a tener en cuenta es que no todos los animales son considerados mascotas a los efectos de los viajes.  La mayoría de las compañías aéreas no acepta reptiles ni roedores, y muy pocas te permitirán viajar con aves.

Ve entonces pensando, no solamente cómo explicarás a tus hijos que los pececitos no podrán viajar con la familia, sino que también tendrán que buscar quien "adopte" la boa, el chimpancé, el papagayo, y  Fluffy la tarántula.


 

¿Qué cantidad de maletas podemos llevar en un vuelo, sin tener que pagar exceso de equipaje?
¿Cuál es el peso autorizado? ¿Hay restricciones en cuanto al tamaño?
¿Y el equipaje de mano?...
Oprime aquí


 

 

Add your comment

Your name:
Your email:
Comment: