DiploMagic.com

Wednesday
Jan 24th
Text size
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

¡Hagamos las maletas!

Correo electrónico Imprimir

Una vez más viajamos y una vez más nos enfrentamos al martirio de preparar las maletas, y a la perspectiva de luchar contra las arrugas una vez llegados a destino.

¡Inevitable!

Otra vez las maletas...

¡Cuántas veces hubiéramos deseado tener el bolso de Mary Poppins!


Pero aún no hemos descubierto el conjuro que nos permita viajar sin tener que hacer maletas; y menos aún el que evite las arrugas de la ropa que empacamos...

Pero un par de consejos nunca está de más, y quizás, si decides seguirlos, te sorprendas al llegar a destino encontrando tu ropa casi tan impecable como cuando la pusiste dentro de la maleta.


 
 
 
 
 
 

 

  1. Comienza por colocar los cinturones contra las paredes interiores de la maleta. Luego coloca los artículos pesados como por ejemplo los zapatos, secador de pelo, etc. en el fondo de la maleta.
    En un mundo ideal, los zapatos deberían ser colocados en hormas para que no se deformen, pero todos conocemos los problemas de espacio que enfrentamos en esta tarea, por lo que te recomendamos que rellenes los zapatos con calcetines, cuidando de no deformarlos. Una vez que has hecho esto, colócalos dentro de fundas o bolsas, esto evitará que se rayen y que manchen el resto de tus cosas.

    Un truco: utiliza fundas de franela suave, tus zapatos llegarán a destino más limpios y brillantes de lo que hayan partido.

  2. Haz rollos con las prendas suaves, que no se arrugan, por ejemplo camisetas, T-shirts, equipos de deporte, etc. y colócalos de forma de completar el fondo de la valija. Para que las prendas lleguen en mejores condiciones, es mejor que todos los zapatos y artículos pesados sean colocados contra las paredes de la maleta y la ropa en el centro.
    A esta altura, deberías tener un primer nivel de prendas en la maleta, el que deberá estar lo más "nivelado" posible.
  3. Cubre este primer nivel con un papel de seda o bolsas plásticas del tipo de las que utilizan en la tintorería (cuida que las bolsas o el papel que utilices no tenga inscripciones ni dibujos, la tinta podría manchar tu ropa.
  4. Coloca los pantalones y faldas extendidos como se indica en el dibujo, dejando las piernas de los pantalones que cuelgan hacia fuera de la maleta. Coloca una hoja de papel de seda entre uno y otro y, una vez que todos tus pantalones o faldas están colocados, cúbrelos con otra hoja de papel de seda. Ahora dobla las piernas de los pantalones hacia adentro con cuidado.
  5. Si en este segundo nivel te han quedado "huecos", rellénalos con bañadores, fundas con ropa interior, y otros artículos pequeños que todavía no hubieras colocado. Una vez que queda "nivelado", cubre con papel de seda o bolsas plásticas.
  6. Coloca ahora las camisas y blusas de forma que los cuellos queden unos hacia un lado de la maleta y otros hacia el otro lado. Cuando las dobles, intenta hacerlo de forma que los dobleces, en el ancho, queden lo más cerca posible de las mangas, y en el largo, por debajo de la cintura; de esta forma, las marcas no serán visibles cuando las luzcas debajo de una chaqueta.
  7. Si llevas corbatas y tienes "tie caddies" (¿qué es un "tie caddy"? oprime aquí), coloca éstos dentro del cuello de las camisas. Si no, y a falta de un estuche especial, coloca las corbatas en forma plana sobre las camisas.

    Oprime aquí y encontrarás la explicación de cómo doblar las corbatas para que no se estropeen.

  8. Vuelve a colocar papel de seda, y por último, coloca las chaquetas y vestidos, intercalándolos con papel de seda en forma plana y sin doblar, dejando mangas, largo del vestido, etc. hacia afuera de la maleta, como hiciste antes con los pantalones. Coloca papel de seda por encima y dobla hacia adentro, con cuidado, todo lo que sale de la maleta.
  9. Vuelve a cubrir con papel de seda, sujeta con los elásticos de la maleta y ciérrala. Ya está lista para ser despachada.

    Un consejo: las chaquetas y vestidos son las prendas que, generalmente, más se estropean durante el viaje. Colócalas a último momento y recuerda retirarlas de la maleta y colgarlas en cuanto llegues a tu destino.

 

Un truco: Si a pesar de tanto cuidado, tus prendas llegan muy arrugadas, una solución fácil y rápida es colgarlas dentro del baño mientras te duchas, cuidando que no se mojen. El vapor de la ducha quitará, sino todas, muchas de las arrugas.

Una idea: Para aquellos más exigentes, existen una planchas pequeñitas y desarmables para viaje. Si decides comprar una, asegúrate que tenga los dos tipos de voltaje (110 y 220 V) y que incluya un juego de toma corrientes o enchufes universales.



Por si hace frío... Por si hace calor... Por si llueve... Por si nieva...  Por si las moscas...
Llenamos las maletas de artículos "por si..." y cuando llegamos a destino nos damos cuenta que olvidamos llevar lo que realmente era necesario.

¿Cómo organizarnos?  ¿Cómo evitar viajar con tanto equipaje?  Oprime aquí


"¿Habré puesto el bronceador?"  "¿Dónde están las gafas de repuesto?" "¿Y el medicamento, ya está en en el bolso?"
Para evitar los olvidos de último momento, lo mejor es hacer una lista...    Oprime aquí


Lo lavo, lo seco, lo plancho...

Uno de los trucos para que la ropa se mantenga siempre impecable es darle el tratamiento correcto. Pero ¿cómo adivinar lo que significa cada uno de los símbolos incluidos en las etiquetas? Oprime aquí

 

 


 

Add your comment

Your name:
Your email:
Comment: