DiploMagic.com

Sunday
Dec 17th
Text size
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

Planificación

Después de semanas tratando de instalarte y comenzar una vida normal, por fin la última caja vacía ha salido de la casa.

Es momento de retribuir todas las invitaciones que te han hecho, pero, ¿por dónde empezar?

Lo primero es decidir a quién vas a invitar, cuántos son los invitados.  De acuerdo a la cantidad de invitados puedes resolver qué tipo de recepción realizarás.

¿Tienes lugar para sentar a la mesa a la cantidad de invitados que figuran en tu lista?  Entonces piensa en una cena.  Debes tener en cuenta que entonces la reunión se convertirá en algo más formal que si invitaras a un buffet.

Una buena idea, si acabas de instalarte, es invitar a un "warming party".  Con la excusa de "dar calor" a la nueva casa, puedes hacer una reunión divertida, informal, con un cierto aire de "espontánea", lo que te facilitará mucho la tarea, y podrás cumplir con muchos compromisos sin enloquecerte demasiado con los preparativos.

La mejor opción para un "warming party" es un buffet.  Para un buffet no necesitarás tanto personal de servicio como para un cóctel, podrás dar un aire más informal al evento, y lograrás que tus invitados se relacionen entre sí con más facilidad que durante una cena.

Si lo que quieres es reunir a la gente temprano, quizás a la hora en que salen de sus trabajos, y que la reunión sea más corta, deberías pensar en un cóctel.

¿Tienes jardín? ¿Buen clima? ¿Porqué no hacer un garden party?

 



Imágenes: Planificación